Buscar Contacto Suscribete al Newsletter
single-image

¿Cuáles son las principales causas del estrés laboral?

Las nuevas formas de organización, los cortos plazos de entrega, las reestructuraciones que afectan a algunas organizaciones y a los propios puestos de trabajo o las relaciones profesionales tienen un impacto directo en las condiciones laborales de los empleados, que pueden afectar directamente a su salud, siendo el estrés laboral una de las principales consecuencias.

Según una encuesta de InfoJobs a más de mil empresas y a una muestra representativa de la población activa española, ambos coinciden en que el volumen y ritmo de trabajo es la causa más frecuente de estrés laboral.

En el caso concreto de la población activa, el 57% de las personas que afirman estar estresadas declaran que éste es el motivo principal, mientras que la presión (44%) y el nivel de responsabilidad (28%) serían la segunda y tercera causa de estrés. Otras causas de estrés también nombradas por la población activa española son las responsabilidades o roles poco claros (27%) o la desmotivación por el trabajo desempeñado (23%).

En el caso de las empresas, cuando se les pregunta cuáles creen que son los principales motivos que generan estrés, la encuesta refleja que el volumen y ritmo de trabajo y la presión también son las principales causas, concretamente en un 49% y un 48%, respectivamente. Otros motivos señalados por las empresas relacionados con las causas de estrés son: el mal ambiente en el trabajo (44%), la desmotivación por el trabajo desempeñado (33%) o la incertidumbre (22%).

Todas estas situaciones, comunes en el día a día de muchos empleados, hacen que el estrés laboral sea una patología bastante común, especialmente en las personas que ocupan cargos con algún tipo de responsabilidad o deben liderar equipos. En concreto, el 50% de la población activa ocupada afirma sentir estrés en su puesto de trabajo.

Además, analizado su nivel de estrés, el Informe de InfoJobs y ESADE revela que el 57% de la población activa que afirma sentirse estresada en su trabajo valora como alto su nivel de estrés, y el 13% lo considera muy alto.

Recomendaciones para evitar el estrés

El primer paso para evitar estos síntomas, así como la angustia y la inestabilidad que genera el estrés en el empleado, es reconocer el problema, su origen y sus causas. Después, hay que ponerle remedio introduciendo pequeños cambios en los hábitos de trabajo. Estas son las recomendaciones de los expertos en orientación laboral de InfoJobs para combatir el estrés:

1. Confecciona un buen plan de trabajo: En un mundo donde es imprescindible que el trabajador sea más polivalente y versátil, es necesario que el trabajador confeccione un buen sistema de organización y planificación. Y en este sentido, tener un espacio de trabajo agradable también puede ayudar a que uno se sienta mejor.

2. Aprende a pedir ayuda o a delegar tareas: Muchos trabajadores se exigen lo imposible, olvidándose de que nadie es imprescindible ni perfecto. Es importante saber delegar tareas y pedir ayuda a los compañeros cuando sea necesario. Además de reducir las cargas de trabajo también ayudará a que haya más confianza entre compañeros de trabajo.

3. Tómate un descanso: La concentración es un factor clave para ser más productivos y eficientes. En jornadas largas de trabajo, es necesario tomarse algunos descansos para relajar el cuerpo y la mente. Los breves ejercicios de meditación o los estiramientos son dinámicas que se pueden realizar en el propio lugar de trabajo y ayudan a recuperar la concentración y combatir así el estrés.

4. Pide ayuda a un experto: Cuando el estrés perdura, es importante pedir ayuda profesional a un experto que sepa acompañar y orientar al empleado para acabar con el estrés. En este sentido hay coaches profesionales que pueden ser de gran ayuda.

Lectura Recomendada

single-image

¿Cómo será la oficina 5.0?

null

Tecnologías emergentes como el big data, el Internet de las Cosas, la inteligencia artificial o la realidad virtual serán habituales en nuestras oficinas para mejorar el trabajo y la experiencia del trabajador. Steelcase ha analizado cómo estas tecnologías transformarán la forma de trabajar y los entornos laborales.

Espacios que nos conocen
En la oficina del futuro se difuminarán las líneas entre la tecnología y el entorno. Gracias s sensores inteligentes y un software de reconocimiento de voz, el espacio podrá anticiparse a las necesidades del equipo que trabajará en su interior, por ejemplo, recuperando los documentos o registros del proyecto o fomentando la participación equitativa avisando a los miembros más tímidos del equipo para que puedan compartir sus opiniones.

Las oficinas y salas de reuniones registrarán nuestros comportamientos en función de los datos que depositemos en nuestros dispositivos y sensores bioinformados, con los que podremos ajustar la iluminación, la privacidad visual, la acústica y la temperatura gracias a algoritmos concebidos según nuestras preferencias personales. La oficina se parecerá más una persona, a un compañero o a un tutor que guiará a los trabajadores hacia una mejor experiencia laboral.

Asistentes personales virtuales
En un futuro inmediato veremos cómo aumenta en los espacios de trabajo la popularidad de los asistentes virtuales como Alexa de Amazon, Cortana de Google o Siri de Apple. Estos asistentes se ocuparán de la mayor parte de las labores administrativas diarias como transcribir actas de reuniones, programar conferencias, reservar salas de reuniones, responder correos rutinarios y traducir. Robots, asistentes virtuales y otros tipos de agentes de software actuarán como servidores humanos, no solo a la hora de consultar los datos sino también, realizando preguntas y acometiendo tareas.

Mobiliario inteligente
Al igual que en la actualidad ya tenemos un reloj que nos avisa de que tenemos que movernos, la silla de trabajo incorporará un sensor que nos indicará cuándo debemos levantarnos y cómo podemos mejorar la postura para evitar problemas musculares. Los espacios podrán valorar en qué estado se encuentra nuestro cerebro: si estamos concentrados, cansados o en pleno rendimiento, y podrán definir el tipo de iluminación que más nos conviene, la temperatura más adecuada o si debemos cambiar de postura para mejorar nuestro ritmo de pensamiento.

Del mundo virtual a la realidad aumentada
En la oficina del futuro las pantallas planas y las ventanas del navegador quedarán obsoletas. Las presentaciones ya no estarán atadas a las paredes o a las superficies planas. Surgirán nuevas formas de interacción con los datos, de hecho, la realidad aumentada y la realidad virtual pasarán a ser los principales modos de interacción, con conjuntos voluminosos de datos que tendrán nuevas formas más visuales e inmersivas. Exploraremos visualizaciones volumétricas de mundos de datos con un simple gesto o con nuestra cabeza, brazo y cuerpos. Las sillas y demás mobiliario funcionarán como joysticks, aprovechando nuestros movimientos corporales reales para cambiar nuestra orientación física en el espacio virtual. Los números se transformarán en objetos casi físicos que podremos, literalmente, tocar.

Espacios sociales virtuales
En la oficina del futuro seremos capaces de estar codo con codo con compañeros que se encuentren repartidos en distintas partes del mundo en un escenario de realidad aumentada, moviéndonos y hablando con los demás tal y como si estuviéramos en la misma sala. No desaparecerán los equipos distribuidos por el mundo, pero los aspectos más frustrantes de las interacciones con ellos, como los creados por una pantalla bidimensional, el ruido ambiental y las distracciones de los compañeros desaparecerán.

La tecnología y el espacio al servicio de las personas
En esta amalgama de edificios inteligentes con dispositivos wereables, robots, pantallas en 3D y avatares virtuales, lo que realmente marcará la conexión con la oficina será el espacio y la capacidad para crear una experiencia laboral que sea capaz de sacar lo mejor de cada trabajador.

¿Y cómo dotar de vida a estos entornos tecnológicos? Creando ambientes humanos, personales y cálidos que saquen lo mejor de uno mismo, que inviten a la creatividad, inhiban el estrés y potencien el bienestar físico, cognitivo y emocional de los trabajadores. En definitiva, espacios donde las personas puedan sacar su máximo potencial porque se sienten a gusto. Ello se consigue a través de entornos cálidos e inspiradores más parecidos a los de un hogar que a los de una oficina, con elementos que nos conecten a la naturaleza (mobiliario con maderas, fuentes, plantas, entornos al aire libre), con espacios que permitan la socialización y el fomento de relaciones personales, con entornos que fomenten la colaboración pero que den la opción de poder concentrarse fácilmente.

Lectura Recomendada

single-image

¿Cómo trabajar con una postura correcta en la oficina?

La mitad de los trabajadores sufren problemas cervicales por no mantener la postura correcta a la hora de trabajar frente a un computador.

No sólo eso, sino que se tensa demasiado la zona de los hombros y provoca problemas reales de brazos y muñecas. Pero, además, la vista también sale perjudicada, ya que los trabajadores padecen distintos problemas oculares por malas posturas y exceso de tiempo frente a la pantalla. Por este motivo se han desarrollado distintos productos que mejoran la calidad del trabajo adaptando el puesto del trabajador a sus necesidades y a una correcta postura frente al escritorio. Ofrecemos cinco consejos para trabajar con una mejor postura:

1. El primero de ellos es sentarse de forma correcta en el escritorio frente a la pantalla, con la espalda pegada al respaldo de la silla manteniéndola lo más recta posible. Si no tienes suficiente apoyo, utiliza un cojín o respaldo lumbar.

2. Otro de los tips más adecuados es el de mantener los antebrazos sobre el escritorio con los codos formando ángulo de 90º con el cuerpo y los hombros relajados. Así evitaremos problemas y dolores articulares en los brazos y la tensión en la zona del hombro. El reposamuñecas es un elemento que ayuda a descansar correctamente los brazos y permite mantener una postura adecuada.

3. En tercer lugar los pies deben estar bien apoyados en el suelo y que las rodillas estén en línea con la cadera. Y si es necesario, el uso de un reposapiés si se pasan muchas horas sentado.

4. Para cuidar la visión y gozar de una buena salud cervical, la pantalla del ordenador debe quedar ligeramente por debajo de la altura de los ojos. Esto va a evitar que se fuerce el cuello de forma innecesaria, con la reducción de problemas cervicales que conlleva, además de la vista. El uso de soportes para monitor y portátiles además de los brazos para monitor que permiten ajustarlo en altura, es una de las mejores soluciones.

5. Finalmente, en quinto lugar, conviene levantarse de forma periódica para descansar o trabajar de pie. A tal efecto existen puestos de oficina llamados estaciones de trabajo o Sit-Stand que permiten elevar el escritorio para trabajar de pie alternando con la postura de estar sentados. Algo que sin duda redunda en una mejora del retorno circulatorio que el sedentarismo empeora.

Lectura Recomendada

single-image

Dejamos de ser productivos 34 minutos al día por culpa de los ruidos de la oficina

Se ha comprobado que una mala elección de productos, materiales y sistemas constructivos de un edificio puede provocar que los que trabajan o viven en él sufran enfermedades o dolencias de salud de todo tipo.

Este fenómeno tiene un nombre: síndrome del edificio enfermo. El concepto, definido como un conjunto de enfermedades originadas o estimuladas por la contaminación de espacios cerrados, data de mediados de la década de los ochenta, cuando se detectaron problemas masivos en los trabajadores de algunos edificios de oficinas de Londres, Manchester o Liverpool, y afecta, según la OMS al 30% de los edificios.

¿Cómo detectarlo y qué hacer para ponerle remedio? Contar con las mejores condiciones ambientales en la oficina repercute no solo en su salud, también en el rendimiento y en la productividad. Por ello, la empresa debe comprometerse a contar con las mejores instalaciones laborales que aseguren un entorno saludable y apto para potenciar al máximo las capacidades de la plantilla.

¿Cuál es la forma de hacerlo?

• Síntomas preocupantes en la salud de los empleados. Entre los síntomas que padecen quienes habitan o trabajan en un edificio enfermo, destacan los mareos, jaquecas, náuseas, irritación de piel y ojos, erupciones, somnolencia, problemas de respiración, alteraciones del gusto y el olfato, etc. Actualmente, a estos síntomas se ha añadido la recién descubierta lipoatrofia semicircular, un trastorno que afecta a la piel y cuyo origen se cree que proviene del exceso de superficies sintéticas y metálicas.

✓ Más de un 20% de los ocupantes afectados. Tal y como apuntan los expertos, se considerará que existe dicho problema cuando, al menos, el 20% de los ocupantes presente quejas referentes a su salud, y las causas sean difíciles de identificar. Normalmente, al abandonar el edificio en cuestión o al cabo de unos días, estos síntomas suelen desaparecer o aminorarse.

• Atmósferas muy resecas, cerradas y contaminadas. Suele provenir de edificaciones herméticas que cuentan con sistemas centralizados de ventilación, sistemas de ventanas que no se abren, suelos enmoquetados… En este tipo de instalaciones no se intercambian gases con el exterior y el aire recircula alimentándose de partículas contaminantes biológicas y químicas. ¿Cómo ponerle remedio?

✓ Mejorar las ventilaciones entre el interior y el exterior. Lo más importante es limpiar los conductos de ventilación con regularidad y acabar con los circuitos de aire recirculado de los calefactores y los aires acondicionados.
✓ Si no se pueden abrir las ventanas…Buscar nuevas formas de airear el espacio. Las plantas son de gran ayuda para llevar a cabo dicha labor. Algunas especies vegetales expertas en purificar el aire: palma de bambú, ficus, hiedra o planta de araña.
✓ Limpieza o sustitución de superficies que acumulen contaminantes. Sobre todo, si son rugosas o sintéticas, ya que puedan retenerlos eléctricamente. No obstante, lo mejor es sustituirlos por materiales más lisos, fáciles de limpiar o con capacidades más neutras desde el punto de vista electrostático.
✓ Crear condiciones ambientales con la humedad adecuada. Lo recomendable es mantener una humedad de entre el 40% y el 60%. Si el ambiente es excesivamente seco, los humidificadores pueden ayudar.
✓ Cuidar los olores. Según los expertos, el exceso de olfs (medida de olor por persona) es igual de nocivo que la contaminación ambiental.
✓ Uso de productos de limpieza ecológicos. Normalmente, las empresas utilizan artículos de limpieza con sustancias químicas tóxicas. Lo ideal sería cambiarlos por otros productos sin aditivos que reduzcan el riesgo para la salud y que contribuyan al cuidado del medio ambiente.
✓ Ojo a los materiales. Hay algunos edificios que se han construido con material de bajo costo, por ello, con el paso de los años, presentan cierto desgaste o, incluso, descomposición. En estos casos, pueden seleccionarse materiales para reformar un edificio enfermo que mejoren la situación del mismo.

• Ruidos molestos. Los empleados sufren 34 minutos al día de pérdida del rendimiento por culpa de los ruidos cotidianos de la oficina. De hecho, puede llegar a causar indisposiciones tras una exposición continuada: estrés, irritabilidad, insomnio, taquicardias e hipertensión arterial.

La solución: invertir en acondicionamiento acústico. Gracias a la instalación de elementos fonoabsorbentes se controlará la reverberación del sonido y se evitará la generación de sonidos molestos.

Lectura Recomendada

single-image

«Empresa Saludable, el propósito es que entre todos Sumemos Salud para hacer del entorno laboral un lugar más saludable» Carolina Hidalgo

Carolina Hidalgo, Gerente de Cuentas Corporativas de Consalud, nos explica por qué es importante, impulsar el concepto de Empresa Saludable e incentivar a las organizaciones a participar en Premio Internacional Empresa Saludable., organizado por ORH Chile y España.

¿Por qué es relevante que exista un premio de este tipo en el país?

Estamos enfrentando un contexto donde los hábitos de las personas son cada vez menos saludables, lo que aumenta el riesgo de contraer enfermedades.

Según la última Encuesta Nacional de Salud el 74% de los chilenos tiene problemas de obesidad. El dato es revelador.

Frente a este escenario resulta urgente hacer algo y el premio busca aportar su grano de arena. Lo que hay detrás de esta iniciativa es destacar la importancia que tiene el fomentar la vida saludable de los trabajadores desde las propias empresas y el hecho de que se realice por primera vez en Chile es una buena señal.

Sin embargo, sabemos que por sí sólo no es suficiente. El camino que se debe recorrer es largo, ya que implica un gran cambio cultural. Proyectos de este tipo son de gran ayuda para incentivar a las empresas a tomar las medidas y realizar las acciones necesarias para seguir avanzando.

¿Es importante para las empresas que sus trabajadores tengan hábitos de vida saludable?

Estados Unidos y la mayoría de los países Europa son los que llevan la delantera en este ámbito. En esos lugares la preocupación por tener buenos hábitos de alimentación, realizar deporte y contar con una vida sana lleva décadas instalada en la discusión pública, preocupación que también se ha instalado al interior de las empresas.

En Chile falta mucho por hacer, lo que no significa que no se haya avanzando. Cada día son más las instituciones que realizan campañas y desarrollan actividades dirigidas a sus trabajadores con el objetivo de convertir el ámbito laboral en un sitio donde las personas no sólo se dediquen a producir sino que, además, se fomente la calidad de vida.

¿Cuáles son los incentivos para que las empresas participen del premio?

Desde un tiempo a esta parte que el preocuparse sólo en producir o generar utilidades no resulta suficiente. Como Consalud, sabemos muy bien que las responsabilidades de una empresa abarcan mucho más que estos aspectos. Y enfocarse en el bienestar de sus trabajadores es uno de los más importantes.

La invitación no es a obtener un premio o un galardón determinado, sino que a compartir experiencias o iniciativas de distintas empresas que hayan comenzado a hacerse cargo de este tema primordial para la vida saludable de sus trabajadores.

Ahora tenemos la oportunidad de conversar de estos temas y observar otros ejemplos gracias a este premio internacional. Así fue este 10 de octubre en Madrid, las empresas chilenas ganadoras tuvieron la posibilidad de compartir este galardón en España.

¿Qué es lo que aporta Isapre Consalud en este sentido?

Nosotros como Consalud, hemos asumido el compromiso de promover la actividad física y la vida saludable en el país. Lo que buscamos a través de nuestras distintas acciones, iniciativas y actividades es convocar a la comunidad a un cambio de hábitos que impacte no sólo en la salud individual, sino también en la sostenibilidad del sistema de salud y finalmente en la calidad de vida de las personas.

Es por esta razón que organizamos Santiago Corre Consalud, la corrida familiar gratuita más grande e inclusiva del país, desde el año pasado que somos parte del Maratón de Viña del Mar, una de las corridas más importantes del país, y estamos presentes en ciclorecreovías que se desarrollan en las comunas de Antofagasta y Providencia.

 

¿Tienen iniciativas similares pero para sus trabajadores?

Claro que sí. Nuestro objetivo es incidir en el cambio de la cultura social pero partiendo por integrar en nuestra propia cultura las prácticas que efectivamente generan una vida más saludable.

Por lo mismo, hace ocho años comenzamos a desarrollar el programa Muévete Consalud, que considera apoyo en la realización de actividad física y la promoción de alimentación saludable para todos los trabajadores de la empresa, el cual ha tenido un impacto relevante en ellos.

¿Cuántas personas participan de este programa?

Somos más 600 colaboradores que participamos actualmente en esta iniciativa, muchos de los cuales han realizado cambios sustanciales en sus hábitos de vida desde que son parte de este programa.

¿Están trabajando en algún otro proyecto relacionado con el fomento de la vida sana?

Creemos que nuestra propia experiencia puede llegar a ser un real aporte para otras empresas que buscan generar un contexto saludable al interior del ambiente laboral. Es por esta convicción que tenemos que estamos construyendo un modelo de acompañamiento y orientación que apunta a lograr este objetivo.

¿De qué se trata? El primer paso de esta iniciativa es construir un perfil de salud de los trabajadores de una empresa determinada. Con esta información a mano la idea es desarrollar un servicio de acompañamiento, en conjunto con la Gerencia de Recursos Humanos respectiva, para orientar y desarrollar acciones específicas que permitan mejorar los indicadores de salud de sus trabajadores.

En concreto, el propósito de este modelo es que entre todos “Sumemos Salud” para hacer del entorno laboral un lugar más saludable.

Lectura Recomendada

single-image

¿Qué es People Analytics? 8 tendencias clave para el futuro

Según datos de Deloitte, el 71% de las compañías considera que People Analytics es un elemento de alta prioridad para su negocio y más del 70% ha invertido en mejorar esa área. Sin embargo, su ritmo de implantación está siendo más lento de lo que cabría esperar.

En los últimos años, cada vez más organizaciones están utilizando los datos de sus colaboradores de forma estratégica. Según datos de Deloitte, el 71% de las compañías considera que People Analytics es un elemento de alta prioridad para su negocio y más del 70% ha invertido en mejorar esa área.Sin embargo, su ritmo de implantación está siendo más lento de lo que cabría esperar.

Un estudio de la consultora CEINSA investiga en qué punto se encuentra esta metodología analítica y qué tendencias marcarán su futuro más inmediato en el sector de los Recursos Humanos.

¿Qué es People Analytics?

People Analytics – HR Analytics, Talent Analytics o Workforce Analytics – es una metodología que permite a las organizaciones mejorar su toma de decisiones aplicando distintas técnicas de Big Data a los datos sobre comportamientos, relaciones y rasgos de sus colaboradores.

Partiendo siempre de una pregunta, los profesionales de People Analytics recogen, tratan y analizan los datos procedentes de sistemas de evaluación, flujos de navegación, e-mails, aplicaciones de mensajería instantánea, herramientas de gestión de horarios, redes sociales, etc. A partir de estos datos, se obtienen perfiles – que indican qué variables diferencian al colectivo de estudio del resto – y modelos predictivos.

Mucho más que una herramienta de reclutamiento

Si bien es cierto que uno de los usos más habituales de People Analytics es la optimización del proceso de reclutamiento, sus aplicaciones van mucho más allá. Según Deloitte, un 84% de las compañías lo utilizan para retener talento y un 72% para mejorar la implicación de sus colaboradores, ya que estas técnicas permiten conocer qué factores impactan más sobre el rendimiento y la motivación de los empleados y, así, mejorar el clima y a atraer, retener y desarrollar talento.

People Analytics también es muy valioso para impulsar el éxito de las organizaciones y ayudarles a alcanzar sus objetivos empresariales. En este sentido, se ha utilizado en iniciativas de transformación digital, cultural o estratégica.

“A modo de caso de éxito, es muy conocido el proyecto Oxígeno puesto en marcha por Google. Gracias a este, el gigante tecnológico pudo identificar las prácticas de sus mejores gerentes y usarlas en sesiones de entrenamiento dirigidas a mejorar el trabajo de aquellos que tenían un menor rendimiento. Por otro lado, Dell ha implementado proyectos de People Analytics para aumentar el éxito de su equipo de ventas”, explica Josep Capell, CEO de CEINSA.

Las dificultades a la hora de implementar People Analytics

Uno de los factores que podría haber actuado como freno de la implantación de People Analytics es la falta de preparación. En este sentido, según Deloitte, solo el 8% de las empresas dice poseer datos utilizables y solo el 9% considera que comprende bien cuáles son las dimensiones del talento importantes para impulsar su rendimiento.

Otro freno es la falta de inversión. Según una encuesta realizada por Tata Consultancy Services, solo el 5% de las inversiones en Big Data están destinadas a RRHH, el departamento tradicionalmente encargado de People Analytics. En este sentido, los datos de Deloitte indican que las empresas más exitosas en este campo invierten más que sus competidores y que el volumen de la inversión está directamente relacionado con unos mejores resultados.

Además, muchas compañías cometen el error de tener un enfoque demasiado centrado en los datos de personas individuales, cuando incorporar datos sobre la interacción entre los trabajadores les permitiría obtener mejores resultados.

Finalmente, manejar una cantidad tan grande de datos, de distintas tipologías y procedentes de multitud de fuentes no es fácil y muchas empresas están recurriendo a herramientas especializadas en elaboración de informes, visualización, análisis del impacto, medición de la actividad, etc.

Las tendencias que marcarán el futuro de People Analytics

La evolución en el campo de la analítica es constante. Según CEINSA, las tendencias que están cobrando más importancia y que las organizaciones deberán tener en cuenta para sacar el máximo partido a sus proyectos de People Analytics, algunas de las cuales podrían ser de ayuda para definir estrategias de compensación:

1. Analíticas en tiempo real. Para poder obtener un feedback lo más cercano a la realidad de sus candidatos y colaboradores.

2. De lo individual a lo grupal. Si hasta ahora había predominado un análisis de los datos de las personas individuales, ahora está surgiendo un enfoque centrado en grupos y equipos.

3. Mejora de la productividad. Las analíticas permiten a las compañías identificar las características de sus colaboradores con mejor rendimiento, mejorar el clima laboral o conocer qué calificaciones requiere un puesto determinado.

4. Ampliación del concepto People Analytics. En el lugar de trabajo ya no solo encontramos personas, sino, también, robots, chatbots y asistentes virtuales. Esto hace necesario repensar el concepto de People Analytics para incluir aspectos como la productividad o el bienestar del robot.

5. Cuestionarios más enfocados. Hasta el momento, las empresas usaban cuestionarios genéricos para recoger los datos de sus empleados. Estos están siendo substituidos por otros más seleccionados centrados en objetivos concretos y combinados con revisiones regulares.

6. Transparencia, seguridad y cumplimento de la normativa de GDPR. Las empresas están adoptando medidas como la anonimización y el encriptado de datos y soluciones con capacidades de gestión, valoración y cumplimiento de la GDPR.

7. Colaboración con partners externos. Para aprovechar su expertise y poder aplicar People Analytics en diferentes contextos, las empresas están combinando cada vez más partners especializados con sus equipos de analítica internos.

8. Aparición de nuevas herramientas listas para usar y más asequibles. Que pondrán al alcance de pequeñas y medianas empresas los proyectos People Analytics.

“En un mercado tan competitivo como el actual, poder tomar decisiones basadas en datos es vital para las organizaciones y los proyectos de People Analytics lo hacen posible. Además, la aparición de nuevas herramientas y soluciones democratizará la implementación de proyectos que parecían reservados a las empresas más grandes”, resume Josep Capell, CEO de CEINSA, que añade:

“Sin embargo, para aprovechar al máximo sus potencialidades es fundamental la preparación del proyecto y que esté alineado con la estrategia empresarial, para disponer de los datos realmente necesarios, contar con un equipo multidisciplinar y con el compromiso de toda la organización”.

Lectura Recomendada

single-image

Consejos para evitar que el estrés en el trabajo termine con tu relación de pareja

El trabajo es un bien de primer orden y, además, un bien referencial: nos solemos definir más por lo que hacemos (a qué nos dedicamos, nuestro cargo) que por lo que somos.Es por eso que cuesta frenar la influencia del trabajo sobre nuestra vida personal”, apunta Arantza Pérez Mijares, psicóloga y experta de Doctoralia.
La tecnología, principalmente el smartphone, también juega un papel protagonista en este caso. A pesar de que nos ayuda en la gestión del día a día, también nos hace estar conectados siempre de forma ininterrumpida, lo cual puede pasar factura en la pareja.
“Todo el tiempo que dedicamos a “estar conectados”, nos desconecta de nuestra pareja y en definitiva de nuestros intereses personales. Hay que aprender que la vida no es solo trabajo”, comenta la experta.
Para la experta de Doctoralia, algunos consejos para evitar que el estrés del trabajo salte al mundo de la pareja son:
1. Diferenciar bien las horas que pertenecen a la parcela del trabajo y las que nos pertenecen a nosotros, y entre ellas, a estar con la pareja.
Hay que darle la misma prioridad a nuestra pareja que a ese cliente o proyecto tan importante”, apunta Arantza Pérez.
2. Aprender a priorizar las tareas que pueden esperar al día siguiente, así como delegar trabajo, nos puede ayudar a pasar tiempo de calidad con nuestra pareja y a no sentirnos tan dependientes del móvil fuera del trabajo.
3. Explotar más nuestros gustos e intereses personales, conectarnos con nosotros mismos. El trabajo es una parcela de nuestra vida pero no la única, no podemos sobreexplotarnos. “Si estamos bien con nosotros esto afectará positivamente a nuestra pareja. Es una espiral de retroalimentación”. La meditación o el mindfulness, hacer deporte, llevar una dieta sana, expresar gratitud y plantearse objetivos que nos ilusionen son algunas formas de conectar con nuestro yo.
4. Discernir entre realización personal y trabajo nos ayudará a conectarnos con nuestra esfera personal, dentro de la cual se encuentra la pareja.
El trabajo tiene que ser un medio que nos permita tener el tiempo y las herramientas necesarias para alcanzar la realización personal, y no al revés”.

Lectura Recomendada