Buscar Contacto Suscribete al Newsletter

Lectura Recomendada

single-image

¿Cómo identificar a los líderes de conocimiento y convertirlos en aliados para la estrategia?

Las compañías internacionales trabajan diariamente en distintas partes del mundo. Esta dispersión geográfica dificulta en ocasiones la transferencia de conocimiento dentro de la organización, pero existen empleados que sobresalen en términos de influencia o liderazgo y que pueden convertirse en aliados estratégicos en este sentido.

Sin embargo, los referentes no siempre lo son de forma oficial por su puesto, sino que dependen de la opinión de sus compañeros. Por ello, es fundamental conocer cómo se relacionan los empleados e identificar a las personas que actúen como líderes de conocimiento, con el fin de hacerlo más visible y accesible. El Instituto de Ingeniería del Conocimiento (IIC) ha trabajado con Repsol en la identificación y calificación de los referentes técnicos de uno de sus procesos, cuyo resultado es una red de expertos internacional.

AROS (Análisis de Redes Organizacionales y Sociales) ha sido la herramienta utilizada para detectar a estos influencers dentro del proceso Upstream de Repsol, que engloba las acciones de exploración y producción de petróleo y gas natural. Estos proyectos pueden durar entre siete y trece años y se desarrollan en países de los cinco continentes, por ello es tan importante localizar a estos referentes y su influencia.

En concreto, el análisis parte de una encuesta relacional en la que los empleados participantes debían seleccionar a quienes consideraban referentes técnicos en su área de expertos. A su vez, debían calificar a estos referentes en términos de accesibilidad, compromiso, facilidad de trato, aportación de soluciones innovadoras, etc. Estas cuestiones han dado como resultado una red de expertos que AROS segmenta por diversos grupos de interés: país, negocio y nivel jerárquico, entre otros.

Este es el principal resultado del proyecto: la identificación de un conjunto destacado de referentes técnicos y su caracterización en base a diferentes aspectos. Con esta información, se puede detectar qué grupos están mejor o peor conectados, la transferencia de conocimiento entre roles o la interacción entre países.

Repsol ha podido evidenciar elementos y relaciones a nivel organizacional para configurar un plan de acción que cuente con los referentes técnicos detectados mediante AROS como aliados estratégicos. Además, este trabajo permite enriquecer su gestión de talento, complementando sus métricas tradicionales de evaluación de competencias con métricas resultado de la visión del propio conjunto de técnicos, lo que les confiere más valor.

Lectura Recomendada

single-image

Ocho claves para planificar y alcanzar los objetivos este año

¿Sabemos qué es lo que queremos conseguir y a dónde llegar? Planificar los objetivos que se quieren alcanzar es clave.

1. Los objetivos tienen que ser realistas: Hacer una planificación realista de los objetivos que queremos lograr nos ayuda a poner en marcha estrategias más efectivas y afianzar nuestro compromiso con esos objetivos. No debemos olvidar que hay que ir de menos a más, proponerse metas y objetivos importantes para uno mismo, para nuestro propio bienestar. Y, sobre todo, planteárnoslo  como un proceso de aprendizaje y crecimiento personal.
2. Tres objetivos como máximo: Ponerse muchas metas al mismo tiempo conlleva un abandono debido a la sobrecarga, por ello se recomienda comenzar planteándose como máximo tres objetivos y una vez que ya estén encaminados y vayamos obteniendo resultados, podemos ir aumentándolos o enlazándolos con otros.
3. Márcate submetas: Los objetivos los marcamos a largo plazo pero para poder cumplirlos hay que desglosarlos en pequeñas metas que podamos ir alcanzando poco a poco, de esta manera podremos ver con mayor claridad los logros que vamos consiguiendo y nuestra motivación se mantendrá más estable.
4. Haz un diario de los objetivos: El primer paso es anotar esas metas en un papel donde escribiremos los objetivos diarios para hacer un seguimiento del progreso.
5. Ser positivos: Es muy importante mantener una actitud positiva, celebrar los pequeños éxitos y valorar el esfuerzo realizado. No hay que rendirse sino pensar en que  lo lograremos.
6. No ser impaciente: Tener impaciencia suele ser una de las principales barreras a las que se encuentra una persona antes de llegar a la meta. Queremos resultados en muy poco tiempo. Esto pasa porque nos centramos en el resultado y no es todo el proceso para conseguirlo.
7. Contar con ayuda de un especialista: En caso de estar estancado y no lograr acercarse al objetivo podemos acudir a un especialista para que oriente en el proceso.
8. Revisar periódicamente los objetivos propuestos: Es posible que a lo largo del proceso vayan surgiendo imprevistos o simplemente nuevas posibilidades. Además de la fecha final para conseguir esa meta, hay que establecer fechas intermedias para ir chequeando objetivamente los progresos y corregir si es necesario.
María García, psicóloga de Blua de Sanitas

Lectura Recomendada

single-image

Practicar mindfulness: perder peso a través del cambio de hábitos negativos

Los pacientes que complementan su dieta con un programa de mindfulness pueden bajar hasta 3kg más de media

El mindfulness está adentrándose en múltiples aspectos de nuestro entorno, y cada vez tiene más aceptación a la hora de cambiar hábitos de vida y ayudar a encontrar nuevos resultados positivos. Sin ir más lejos, el Instituto para el Estudio de la Diabetes, la Endocrinología y el Metabolismo de Warwickshire, un organismo que pende de la universidad británica de Warwick, ha publicado un estudio que demuestra que el mindfulness ayuda a personas con problemas de sobrepeso y obesidad a mejorar sus hábitos alimentarios y, en consecuencia, a perder peso.

Para hacer el estudio, se reclutaron 53 personas que estaban en el programa multidisciplinar de pérdida de peso de los hospitales universitarios de Coventry y Warwickshire del servicio público de salud británica. De ellos, 33 pacientes completaron al menos tres o cuatro sesiones de mindfulness, que también incluían charlas sobre educación alimentaria y terapia de la mente compasiva, un método que ensalza la necesidad de la autocrítica y de la importancia en la autoestima para que haya un cambio en el comportamiento.

Pérdida de 3kg más de media

De hecho, según los datos del estudio, aquellos pacientes que complementaron el programa de pérdida de peso con sesiones de mindfulness adelgazaron una media de 3 kilos en los seis meses posteriores a las sesiones. Aquellos que sólo participaron en una o dos sesiones sólo perdieron 900 gramos en el mismo periodo de tiempo. Los que completaron el curso de mindfulness perdieron, de media, 2,85 kg más que otro grupo de 20 personas en el mismo programa de adelgazamiento pero que no participó en el curso.

Así, resultados como el que ha publicado la Universidad de Warwick demuestran la importancia del mindfulness como un método que puede mejorar la salud de las personas, fortaleciendo su bienestar emocional y su autocontrol mental.

El mindfulness se considera una filosofía de vida que incluye la práctica de la meditación y diversas técnicas de relajación, incorporando a nuestro día a día una serie de teorías orientales junto con prácticas cercanas a la psicoterapia”, comentan desde Deusto Salud, centro de formación continua a distancia especializado en salud, terapias naturales y bienestar.

Una técnica en aumento

En este sentido, el mindfulness es unas de las técnicas que más aceptación está teniendo en los últimos años, lo que se está traduciendo en un incremento de asistencia a cursos relacionados: “Además, el perfil de los alumnos del Curso de mindfulness es cada vez más transversal”, afirman fuentes de Deusto Salud. Según datos del centro de formación a distancia especializado en salud y terapias naturales, hasta el 82% de los inscritos son mujeres, y la mayoría de ellos (hasta un 79%) lo hacen como hobby.

Sugerencias de lecturas relacionadas

¿Qué es una empresa saludable?

El bienestar del empleado, el principal reto directivo en 2019

 

Lectura Recomendada

single-image

#Teletrabajo: tendencias y ventajas para empresas y empleados

teletrabajo masvoz
¿Cuáles son las ventajas que tiene el teletrabajo para las compañías? masvoz, compañía especializada en comunicaciones para empresas, responde a esta pregunta y analiza las tendencias que marcarán esta modalidad de trabajo.

1. Ahorro de tiempo al no haber desplazamientos

Muchos trabajadores invierten largos periodos de tiempo en acudir al trabajo, sobre todo en las grandes ciudades como Madrid o Barcelona. En el caso de acudir en vehículo propio, según el informe de Inrix Global Traffic Scorecar, los españoles pasamos más de 17 horas metidos en un atasco al año. En el caso de la capital, la media es de 42 horas anuales. Esto supone que, en muchas ocasiones, el empleado llegue a su puesto de trabajo tarde, irascible y cansado, algo que puede influir en su rendimiento.

Sin embargo, con el teletrabajo el empleado se ahorra estos desplazamientos y puede sumergirse directamente en su jornada laboral. De este modo tiene más tiempo para trabajar y al final del día le resultará más sencilla la conciliación laboral y familiar.

2. Posibilidad de teletrabajar a tiempo parcial

Teletrabajar no implica el no tener que pasar por la oficina. Muchos empleados optan por hacerlo a tiempo parcial, realizando teletrabajo ciertas horas a la semana, bien porque echan de menos la socialización con sus compañeros (35%) o porque temen el aislamiento y exclusión (25%), según la empresa Remoters.

3. Eficiencia financiera y mayor retención de talento

Gracias al teletrabajo las compañías pueden ahorrar un 30% en costes de infraestructuras, según la consultora Kaizen Institute. El estudio aclara que, de media, los trabajadores que pasaran entre un 20% y un 30% de su tiempo teletrabajando, contribuirían a que sus compañías tuvieran una reducción equivalente en el número de metros cuadrados de oficina necesarios para realizar su actividad. Además también habría un ahorro en desplazamientos, costes energéticos y emisiones asociadas tanto a los espacios de trabajo como a los medios de transporte.

Por otro lado, muchas de estas políticas de teletrabajo tienen una gran aceptación por parte de los empleados, por lo que serviría como un punto atractivo para quienes estén en búsqueda de trabajo. Además, en momentos puntuales cuando la carga de trabajo sea más alta, como puede ser la entrega de ciertos proyectos, los trabajadores suelen estar más dispuestos a trabajar desde su casa. De este modo, el empleado puede conciliar el desarrollo de su labor profesional con la realización de las tareas del hogar. Sin duda, otra medida que ayudará a retener talento.

4. Menor almacenamiento interno y más nube

Gracias al incremento de los servicios en la nube, las empresas se están mostrando más propensas a permitir el teletrabajo entre sus empleados ya que pueden almacenar toda la información de forma segura y, al mismo tiempo, el trabajador puede acceder a esos datos independientemente de donde se encuentre.

Por último, las comunicaciones también se irán trasladando a la nube, propiciando el teletrabajo y un ahorro por parte de las compañías. De hecho, este es uno de los motivos por el que mercado global alcanzará un valor de 41.768 millones de dólares en 2026, según Transparency Market Research.

La nube se está convirtiendo en un aliado para las compañías por el ahorro de costes en almacenamiento y en las comunicaciones, y también para los empleados, ya que facilita que el teletrabajo se vaya implantando cada vez más en las compañías.” afirma Cristina Musachs, directora de Personas en masvoz.

Como conclusión, todavía quedan pendientes por definir varios aspectos con respecto al teletrabajo como el derecho a la desconexión, la reciente ley de control horario o la medición de la productividad, temas que deben ser la base de cualquier regulación que se desarrolle sobre esta materia.

Lectura Recomendada

single-image

Las 4 soft skills necesarias para dominar la era de la IA

Ha llegado un momento en el que las habilidades técnicas ya no son suficientes. Con el aumento de la automatización y la Inteligencia Artificial en los puestos de trabajo, los empleados tienen que llevar su preparación más allá y diferenciarse de la tecnología a través de las soft skills.

La transformación digital de las empresas sigue avanzando con la implantación de las nuevas tecnologías como Inteligencia Artificial y Machine Learning. En este artículo les señalamos cuatro soft skills que las personas necesitan dominar para poder avanzar profesionalmente y cómo pueden ayudar las empresas a que las consigan:

 

1. Inteligencia emocional: La capacidad de comprender y gestionar las emociones personales, así como comprender e influir en las emociones de los demás, puede afectar al desempeño en el puesto de trabajo. Por ello, la clave es que los empleados desarrollen la capacidad de ser conscientes de sus emociones y sepan administrarlas cuando sea necesario. Y las empresas deben comprender el valor de esta. Los managers pueden sugerir a sus empleados talleres o cursos que les ayuden a desarrollarla.

2. Jugador de equipo: Cuando hablamos de soft skills, ser un jugador de equipo y enfocarnos en habilidades de comunicación es clave para desarrollar una fuerza laboral comprometida y productiva. Con el aumento de la automatización, la capacidad de colaborar en esfuerzos intelectuales conjuntos y establecer relaciones sólidas con sus colegas se convertirá en una habilidad crítica que permitirá a sus equipos trabajar de manera conjunta con las ‘máquinas’.  Esto afecta a la reputación de la empresa, ya que la competencia de sus equipos y el trabajo en grupo causan una buena impresión en los clientes, les permitirá completar proyectos con éxito y cerrar acuerdos más facilmente.

3. Pensamiento crítico: Si sus empleados son pensadores críticos, tienen la capacidad de analizar y evaluar datos, lo que a menudo les brinda un enfoque práctico de las situaciones y les ayuda a decidir cómo actuar. Ser rápido, decisivo, creativo y organizado son todos los rasgos de carácter que poseen los pensadores críticos. Las empresas pueden inspirar el pensamiento crítico en sus dotaciones animando a los empleados a participar en debates, hacer preguntas y desafiarlos a resolver algunos problemas de otros departamentos.

4. Resolución de problemas: En todos los sectores es fundamental la capacidad para definir un problema, crear estrategias para abordarlo y saber aplicar una solución. Esta habilidad es crucial para mejorar la experiencia y los conjuntos de habilidades de la dotación. Para que todos los colaboradores puedan desarrollarla, las compañías pueden definir los desafíos de los empleados y generarán nuevas ideas.

 

Como explica James Wilson, vicepresidente de Cornerstone OnDemand: “Si las organizaciones pueden formar equipos y líderes sólidos que alienten a sus dotaciones a dominar sus habilidades sociales, les ayudará a estar un paso por delante del mundo laboral en constante evolución”.

Cornerstone OnDemand señaló estas cuatro soft skills.

Lectura Recomendada

single-image

Los dos lados de la moneda de los avances tecnológicos

La tecnología facilita la comunicación inmediata, abre las puertas a innumerables fuentes de información, conocimiento y aprendizaje y permite que los profesionales dediquen más tiempo a tareas que requieran pensamiento crítico.

Las tecnologías y la transformación digital han revolucionado totalmente la manera de vivir y comportarse. Con los rápidos avances tecnológicos, la sociedad ha adquirido la capacidad de adaptarse a los nuevos usos y posibilidades que permiten los dispositivos y plataformas, e incluso de las tendencias y tecnologías más disruptivas como la realidad virtual, el Internet de las Cosas o el Blockchain.

Para beneficiarse de todas las ventajas de la tecnología hay que destacar su contexto, razón, objetivos de uso y el tiempo diario que se dedique a estar conectado. Para arrojar luz sobre este tema, los expertos del hub de conocimiento The Valley han analizado los pros y contras de los avances tecnológicos:

• ¿Somos más o menos amigos?

La tecnología impulsa la comunicación entre personas a niveles inimaginables y nos brinda un universo de facilidades como, por ejemplo, realizar videollamadas con personas que están a kilómetros de distancia o tener una conversación fluida a través de mensajería instantánea, todo esto a través de un dispositivo más pequeño que el tamaño de nuestra mano.

Sin embargo, en este ámbito existe mucha controversia por los inconvenientes que han traído los avances tecnológicos, y es que, en muchos casos, el hecho de querer conectar con aquellos que están lejos puede hacer que nos olvidemos de conectar con las personas que están en el mismo espacio, relegando así las relaciones interpersonales físicas a un segundo plano.

En este mismo sentido, la tecnología ha impactado también en las relaciones familiares y la forma en la que los niños y adolescentes interactúan con sus padres. Los videojuegos o las redes sociales, por ejemplo, juegan como un arma de doble filo. Por un lado, según el tipo de soporte del que se trate puede cumplir una función educativa y de entretenimiento, pero si se hace un uso incorrecto o excesivo de estos medios, pueden causar adicción o soledad. Aquí resulta importante que los padres sepan educar a sus hijos en un mundo tecnológico, para que hagan un buen uso de estas herramientas, fijando, por ejemplo, horas definidas de uso de los dispositivos o ejerciendo una “vigilancia” del tipo de plataformas que frecuentan los niños y de qué forma y con quién interactúan en ellas.

• ¿Impulsa el aprendizaje o limita la creatividad?

Los dispositivos tecnológicos son las plataformas que abren las puertas a Internet y, por ende, a un mundo infinito de información. En la educación escolar o universitaria las herramientas tecnológicas como apps, gadgets de realidad virtual o dispositivos como ordenadores, tabletas o móviles impulsan el aprendizaje autodidacta y permiten otras formas innovadoras para que los expertos transmitan sus conocimientos mediante técnicas como quiz dinámicos o trabajo colaborativo. Más allá, la tecnología ha hecho posible el formato de educación a distancia que permite que cualquier persona, esté donde esté, pueda acceder a formación de calidad sin necesidad de desplazarse.

A pesar de las numerosas ventajas de la tecnología en este ámbito, también acarrea algunas limitaciones. Por ejemplo, se corre el riesgo de que los niños no estén motivados por aprender ya que ven que pueden acceder a todo el conocimiento de forma inmediata. También, podría limitar la creatividad o impactar en la capacidad de concentración.

Otro punto que se debe tomar en cuenta en la exposición de los niños a la tecnología e Internet es el contenido que pueden llegar a consumir, ya sea de forma voluntaria o involuntaria. Los padres y educadores que permiten el uso de internet entre los más pequeños deben ser conscientes e involucrase estableciendo límites y filtros en sus motores de búsqueda, para evitar que puedan acceder a contenidos adultos o que puedan ceder datos sin consentimiento.

• ¿Talento más eficiente y productivo o más riesgos digitales?

La transformación digital ha llegado ya a todos los sectores económicos. De hecho, es cada vez más común escuchar conceptos tradicionales como sector inmobiliario o legal reemplazados por proptech o legaltech.

En el ámbito profesional la digitalización trae infinitas facilidades, como por ejemplo el impulso de la eficiencia y productividad de los empleados gracias a herramientas smart que permiten que los profesionales dediquen más tiempo a las actividades que requieren creatividad o pensamiento crítico. Entre ellas el Cloud Computing, que permite tener espacio de almacenamiento ilimitado en la nube; el Big Data y la analítica digital para mejorar las estrategias de negocio mediante el análisis de grandes cantidades de datos; el Internet Of Things que posibilita la conexión de diversos dispositivos tecnológicos o los CRM (Customer Relationship Management) para optimizar procesos de venta mediante una interacción más fácil con los clientes.

Sin embargo, la revolución tecnológica trae también consigo mayores riesgos de ser víctima de ciberataques en la red, lo que podría poner en peligro el curso normal de la actividad de la empresa o incluso la documentación confidencial de la propia organización o de otros agentes externos. Por eso, en el momento de abordar el proceso del cambio, es muy importante hacerlo de la mano de perfiles expertos como los CTO o los expertos en negocios digitales que tengan los conocimientos necesarios.

Lectura Recomendada