Buscar Contacto Suscribete al Newsletter
single-image

Indicadores de RR.HH. en los que la tecnología es un factor transformador

¿Cuáles son los ámbitos dentro de los departamentos de Recursos Humanos en los que la tecnología puede ser un factor transformador, tanto para el buen desarrollo operativo como para convertir a la organización en un Great Place to Work?

Así, los expertos señalan siete indicadores que, con la aplicación de soluciones digitales, pueden mejorar notablemente el desempeño en esta área:

• Captación de talento: la tecnología puede ofrecernos una selección de candidatos más ajustada en función del perfil demandado, buscar información pública sobre ellos, optimizar la programación de entrevistas, eliminar sesgos que se aplican de manera inconsciente, etc. Además, la percepción del entorno laboral comienza desde el mismo momento en que se inicia un proceso de selección. Identificar profesionales afines a la cultura corporativa y garantizar la fluidez en la relación tendrán un reflejo positivo si finalmente se materializa la incorporación.

• Absentismo: es conveniente conocer los ratios de absentismo y su incidencia en la actividad de la compañía, y así poder tomar las medidas necesarias que reduzcan su impacto, tanto para la organización en términos de coste, como para preservar un correcto clima laboral.

• Rotación: conocer los indicadores de rotación nos permite establecer índices de sentimiento de la dotación. Es habitual que un alto nivel de rotación sea síntoma de un sentimiento negativo que puede tener origen en causas diversas, desde la desmotivación, el mal ambiente laboral o la falta de identificación con los objetivos del negocio, etc.

• Visión: solo la tecnología nos permite tener una radiografía completa de cada uno de los profesionales de la organización y, gracias a ella, podemos hacer comparativas que contribuyen a optimizar la distribución y asignación de tareas, así como establecer objetivos estratégicos para cada colectivo.

• Performance: a través de metodologías y soluciones basadas en la innovación, el departamento de Recursos Humanos tiene acceso a información determinante sobre las necesidades específicas de cada profesional y cómo éstas son satisfechas. También en este caso, el análisis nos ofrece una valoración del sentimiento del empleado e, incluso, posibilita la comparativa con el mercado.

• Costes: la recopilación de datos a través de herramientas de big data, su interpretación y aplicación a modelos de predicción mediante soluciones de machine learning posibilitan el diseño y posterior control de costes, evitando que se produzcan desviaciones.

• Compensación: gracias a la tecnología es mucho más fácil definir la retribución adecuada en cada caso en base a criterios y objetivos medibles. Esta capacidad analítica es especialmente significativa si quiere tomar como referencia indicadores de mercado, además de los propios de la compañía.

Lectura Recomendada

single-image

¿Eres realmente una persona empática?

Se dice que la Empatía es fundamental no sólo a nivel personal, hoy las organizaciones apuestan para contar con empleados y jefes más empáticos, considerada una de las habilidades del siglo 21.

Todos nos consideramos empáticos aunque a la hora de la verdad no lo seamos… Ponerse en el lugar de los otros, ser sensibles a los sentimientos de tristeza, de alegría o de dolor no es tan sencillo ni tan intuitivo como solemos creer. De hecho, a menudo la confundimos con la simpatía o compasión. Sin embargo, la empatía es algo diferente, y constituye una de las herramientas sociales más potentes del ser humano.

Pero, ¿qué es exactamente la empatía?

Es la capacidad de entender lo que piensa, lo que siente o lo que le pasa a otra persona.

Tampoco consiste exactamente en ponerse “en los zapatos del otro”, ya que no todos tenemos el mismo número de pie ni utilizamos el mismo calzado, por seguir con la metáfora. Cuando nos relacionamos con alguien, nosotros nos aproximamos con nuestra propia experiencia y vivencias, por lo que ponernos exactamente en la piel del otro es algo casi imposible; además, abarca tantas cosas que en realidad, como veremos, tampoco estaríamos siendo verdaderamente empáticos.

Por tanto es importante conocer las diferencias entre lo que es y lo que no es empatía, porque de otro modo podemos acabar haciendo cosas raras sin ser empáticos, que es lo que buscamos en realidad.

La compasión, por ejemplo, es uno de los sentimientos que a veces confundimos con la empatía. Compasión supone sentir con el otro y atiende solamente a una dimensión de la empatía, que es la emocional. Esto ciertamente ayuda, porque acompañas al otro cuando se siente solo, pero no está cumpliendo la función social de intercambio y reciprocidad que tiene la empatía.

Otro de esos sentimientos es la simpatía: cuando simpatizas con alguien, o con una idea, en definitiva significa que estás de acuerdo con ella, hay un componente de aprobación en lo que estás diciéndole. Para ser empático, por el contrario, no hace falta que le apoyes ni que le des la razón, simplemente que le entiendas, aunque no estés de acuerdo.

En ese sentido, puedes empatizar con cualquiera, incluso con personas que no te resulten agradables, puesto que se trata de comprenderlas sin salir de tu propia posición. Sin embargo, es evidente que no puedes simpatizar con todo el mundo.

¡Entrena tu empatía!

La empatía se empieza a desarrollar desde el vientre materno, no en vano es el único momento de la vida en el que realmente estamos “en la piel del otro”. Ahí es donde, con esa reciprocidad e intercambio entre madre e hijo, se inicia la empatía. Cuando nacemos, cuanto mayor sea esa reciprocidad, es decir, más interacciones, contacto entre el niño y la madre –también con el padre, pero sobre todo con la madre, para prolongar el vínculo–, ahí se está entrenando la empatía.

Precisamente muchos estudios revelan que los niños que han recibido malos tratos o que no han contado con el suficiente contacto o “calor humano” tienen más posibilidades de ser maltratadores a su vez, ya que no han desarrollado esa capacidad de entender cómo se siente otra persona.

Así pues, la empatía no es solo una cuestión emocional; de hecho, es más racional que emocional, porque parte del entendimiento del otro. Evidentemente tiene una dimensión emocional, porque de alguna manera cuando entiendes al otro te contagia sus emociones, pero el componente racional es más importante. Por eso los consejos para desarrollar la empatía se dirigen más a nuestra racionalidad.

Empatizar tiene que ver con entender y para eso solo hace falta voluntad. Por este motivo, alguien que no es empático, aunque sea adulto, puede entrenarse para desarrollarla. ¿Cómo entrenar la empatía?

Estos tres simples consejos te ayudarán sin duda a conseguirlo:

Escucha y observa. Este es el primer paso y resulta fundamental. Normalmente escuchamos las palabras de la otra persona, pero también hay que fijarse en la mirada, los gestos, los movimientos, la dilatación de sus pupilas, el tono de su piel (por ejemplo, si se sonroja), etc. Todos estos son indicadores que quizá a nivel consciente no ves, pero que estás captando y entendiendo a nivel incosciente. Cuando hablas rápido y miras a otro lado, es más difícil que entiendas a tu interlocutor, o puede que entiendas sus argumentos pero no captarás la dimensión emocional.

Por tanto, la primera herramienta para entrenar la empatía es tomarte tiempo para escuchar a otras personas: apagar el móvil, desconectar, buscar un lugar tranquilo, estar con el otro: mirarle y escucharle. Insisto, la escucha y la observación van de la mano cuando hablamos de empatía. En este punto hay que tener cuidado con la “empatía egocéntrica”. Esto ocurre cuando estás escuchando a alguien, y para mostrar empatía le dices “Te entiendo perfectamente…”, o “A mí me pasó…”. Es decir, empiezas a contar batallitas, con la mejor intención del mundo, pero desviando la atención hacia ti, con lo que el otro no se sentirá ni comprendido ni apoyado.

Primero escucha, empatiza, entiende al otro y entonces podrás dar tu opinión o tus consejos. Cuidado con interrumpir.

Pregunta y reformula. Una manera muy positiva de mostrar que estás escuchando y asegurarte de que estás entendiendo es preguntar, por ejemplo: “Entonces, lo que quieres decir es que…”. El otro tiene la oportunidad de decirte, “Sí, me has entendido”, con lo que estaría entrando en juego la empatía. De hecho, si observáramos los cerebros de esas dos personas en ese momento, veríamos que muchas funciones se mostrarían como en conexión. La reformulación, es decir, repetir con tus propias palabras lo que te ha dicho la otra persona, es otra forma de preguntar, pero de nuevo te ofrece la oportunidad de reafirmar la empatía y tu comprensión.

No descuides las relaciones sociales. La interacción social es otra herramienta imprescindible para aquellas personas que quieran mejorar su capacidad de empatía.

Procura reunirte con amigos o familia con frecuencia, como mínimo una vez a la semana. Es imprescindible que tengas un espacio para socializar, porque está demostrado que cuanto más contacto tienes y más escuchas lo que te cuentan tus amigos y tu entorno, más estás trabajando esa parte de tu cerebro que te ayudará a la comprension.

Lo que hacen los primates en el tiempo que dedican a acicalarse unos a otros, hasta varias horas al día todos los días, se parece mucho a la función social que tiene para nosotros salir de copas con los amigos.

Por último, practicar la empatía no tiene riesgos, puesto que no implica que abandones tu propia posición ni que estés de acuerdo con los demás, simplemente supone escuchar a las personas que te rodean y procurar entender lo que les sucede.

Así que ya sabes, cuando alguien necesite tu ayuda, pon atención a lo que te dice y recuerda estos consejos para ofrecerle realmente la empatía que necesita.

Este interesante artículo fue escrito por Marta Romo

 

Lectura Recomendada

single-image

Las seis lecciones que darán forma a tu carrera

Un nuevo año ofrece a los profesionales la oportunidad perfecta de evaluar su carrera, pero hay muchos factores a considerar antes de planificar el futuro.

1. Evitar encasillarse
Todos los profesionales deben tener cuidado de no encasillarse en un rol o industria en concreto, ya que a largo plazo esto podría tener un efecto adverso en su carrera, impidiéndoles explorar nuevas habilidades o pasiones. Cuando entran en una industria diferente o adquieren un nuevo rol, los profesionales se enfrentan a nuevos desafíos y aprenden diferentes formas de trabajar. Así, amplían sus habilidades y aumentan la posibilidad de optar a otros empleos.
2. Dar el salto
Los empleadores valoran a los candidatos flexibles e inquisitivos y, por tanto, los profesionales deben considerar todas las opciones disponibles, incluso trabajar en el extranjero o asumir un nuevo rol aunque sea desconocido.
Con los años he aprendido a no descartar una oportunidad sin reflexionar. No importa lo desalentadora que sea la oferta, nuestro futuro no está predeterminado, sino que es la consecuencia de las diferentes decisiones que podamos tomar de forma consciente en el presente. Seguir este consejo puede llevar a tu carrera a nuevas y emocionantes direcciones en las que nunca habrías pensado antes”. Dice Alistair Cox
3. Vencer el miedo y asumir riesgos
Es importante que los profesionales se acostumbren a salir de su zona de confort, incluso si se sienten cómodos en ese momento concreto, ya que esto les brindará más oportunidades en el futuro.
4. Rodearse de las mejores personas
Un factor clave que es beneficioso para la carrera y el éxito, es la gente que lo rodea y es un factor muy importante para la vida laboral de cualquier profesional.
5. Ser fiel a tus principios
Es importante ser fiel a uno mismo. Hacerlo permitirá que el profesional pueda enfocarse en un punto en concreto y dar fuerza así a su visión a largo plazo y sus valores personales. Alistair explica que…
Tanto en los negocios como en nuestra carrera, a menudo podemos sentirnos abrumados por una avalancha de diversas opiniones y ruidos, pero ser fieles a nuestros principios nos proporcionará luz y la posibilidad de simplificar una situación compleja para tomar la mejor decisión. Establecer una única prioridad, aunque esté enfocada a la carrera profesional o al negocio, me ha permitido afrontarme a diferentes reveses y resolver conflictos de forma eficiente en los últimos 30 años”.
6. Marcar un objetivo
No sucumbir al estrés mientras se está persiguiendo un objetivo. Es esencial desconectarse de vez en cuando con actividades no laborales, que permitan a los profesionales abordar los desafíos con la mente despejada.
Alistair Cox, CEO de reclutamiento de expertos en Hay  ha propuesto  los puntos.

Lectura Recomendada

single-image

«El 25 de mayo se ha aplicado una norma jurídica que afecta a todos los países del mundo»

La nueva Ley que se denominará Ley de Protección de Datos y derechos digitales de los ciudadanos, la necesidad de ser proactivo en las brechas de seguridad del sector legal, la protección de la portabilidad de datos, la obligatoriedad del RAT o la necesidad del Delegado de Protección de Datos en las entidades españolas son cinco cuestiones claves que los expertos subrayan a la hora de aplicar la normativa que ha entrado en vigor el 25 de mayo.

Nunca antes una aplicación normativa había causado una expectación tan destacable y el motivo no es otro que la afectación de la norma a todos los países y ciudadanos del mundo. Un aspecto que subrayaba José Luis Piñar, Catedrático y ex director de la Agencia Española de Protección de Datos, durante la jornada práctica organizada por Formación Lefebvre – El Derecho y el Centro de Estudios Financieros. En palabras de Piñar, se trata de una “novedad histórica”.

Asimismo, la autoridad en materia de protección de datos subrayaba que después del Reglamento Europeo llegará la aprobación de la ley “probablemente a final de año”. Una ley que hasta la fecha tiene un total de 30 enmiendas, entre las que se encuentra el límite de edad de los menores que puede oscilar entre los 14 y 16 años. “El legislador nacional no puede transcribir en el BOE normas de un reglamento a leyes nacionales y de ahí que deberá tener en una mano el reglamento y en otra mano, la Ley de Protección de Datos, primando siempre el reglamento antes que la ley”, concluía José Luis Piñar, actual DPO del Consejo General de la Abogacía Española.

En la jornada, Cecilia Alvarez, Presidenta de APEP, destacaba que la figura del DPO es clave en protección de datos tanto para autónomos como para despachos de abogados. «Los DPO son una figura obligatoria en otros países europeos. Nuestro reto es pensar que el DPO no es sólo compliance. Para la presidenta de la Agencia de Protección de Datos “no hay entidades que se puedan permitir no tener un DPO”.

Otra de los cambios analizados con el citado reglamento ha sido la obligatoriedad del Registro de Actividades del Tratamiento (RAT). A partir de la aplicación del RGPD, el RAT será obligatorio en empresas de más de 250 empleados y aquellas que realicen tratamiento de datos que puedan entrañar un riesgo para los derechos y libertades de los individuos. Para Marcos Judel, Abogado y Socio de Audens, es lógico que “estemos obligados a cumplir y a demostrar que cumplimos y el RAT nos va a servir para verificar tratamiento por tratamiento si se pueden minimizar los datos”. De hecho, gracias al reglamento se acabaron los “depredadores telefónicos”. “El interés legítimo tiene que estar al mismo nivel que los derechos fundamentales del interesado” a criterio de Judel.

Además, de la importancia del reglamento en el ámbito privado, en la Jornada se hacía referencia al reglamento respecto a la Administración Pública analizada con la intervención de, Iñaki Vicuña, Director del CENDOJ y ex director de la Agencia Vasca de Protección de Datos.

España es, según Iñaki Vicuña, “uno de los países con mayor sensibilidad en lo que respecta a la protección de datos gracias a las autoridades de control, y, por tanto, el nivel de seguridad de los datos en la Administración española es muy alto”.

La jornada formativa se completaba resaltando aspectos como la obligatoria demostración de los datos, del cumplimiento del tratamiento adecuado de datos ante la AEPD, las necesidades de bloquear las brechas de seguridad en el sector legal y la necesidad de notificación a los interesados y a los destinarios cuyos datos hayan sido tratados.

Entre los consejos prácticos de Noemí Brito, socia de Legistel y Vocal de la Junta directiva de ENATIC, está la necesidad formativa para cumplir el reglamento. A su juicio, “además de implantar protocolos de notificación serán necesarios plantear formaciones transversales con temáticas como ciberseguridad”.

Noemí Brito también hacía referencia a la portabilidad como derecho de acceso avanzado que debe contemplar una doble tipología de derechos. Un derecho que debe distinguirse del derecho de supresión. Un consejo para los profesionales de la protección de datos es, según Brito, que “cuando se tenga que hacer una portabilidad se haga a su vez un documento al responsable receptor a modo de registrar su cumplimiento”.

A este respecto hay que subrayar que la finalidad principal del RGPD es proteger el derecho fundamental a la protección de datos de carácter personal, así como el derecho de supresión, derecho a la limitación del tratamiento y derecho a la portabilidad de los datos. Por esto, Lefebvre – El Derecho, la editorial líder jurídica en España, ha elaborado Compliance Protección de Datos una guía para realizar la planificación, implantación y mantenimiento del Sistema de Protección de Datos.

En palabras de José Luis Piñar, director técnico de la línea de Compliance de Protección de Datos de Lefebvre ·El Derecho es imprescindible destacar que todo el proceso de adecuación requiere además de un “cambio de mentalidad con la ayuda de un profesional, por tanto, la figura del DPO será imprescindible para demostrar que se cumple con el reglamento de protección de datos.

Si está interesado en adquirir la formación de referencia, puede obtener más información aquí: http://lp.efl.es/formacion/formulario-curso-cef-led/

Lectura Recomendada

single-image

Libro: ‘El juego infinito’ de Simon Sinek

¿Sabes a qué estás jugando? ¿Cómo permanecer en el mercado y ser líder en el sector?

En este libro la idea principal es saber discriminar cuando estás jugando un juego finito y cuando uno infinito. Es un concepto muy sencillo, pero el hecho de que la gente no lo tenga claro hace que se produzcan muchos conflictos y problemas innecesarios.

Hay juegos que son finitos: un partido de baloncesto, una carrera de coches en la cual hay un ganador, algún perdedor y otros con distintos resultados. La gestión de una empresa, así como la vida, son juegos infinitos. El juego de la empresa no se acaba con los resultados de un año. La vida no se acaba cuando uno se gradúa. No hay ganadores en los juegos infinitos, son juegos permanentes.

Cada tipo de juego tiene sus reglas determinadas, y si jugamos los infinitos con las reglas de los finitos nos estaremos equivocando y pudiendo causar mucho daño.

Puedes comprarlo en Amazon.

Lectura Recomendada

single-image

Científico de datos: la profesión del futuro

Combinar conocimientos técnicos con gestión de datos será vital para las empresas y es hoy un área de grandes oportunidades laborales. Datos y personas: estas son las bases de la segunda ola de la transformación digital. Para las empresas, cuidar de estos dos elementos será vital no sólo para el crecimiento del negocio y de los ingresos, sino también para sobrevivir. Ante esto, el profesional que logre combinar el conocimiento técnico de TI con la inteligencia en la gestión de los datos tiene un futuro prometedor.

George Paiva

Las estadísticas ayudan a entender la importancia del tema. En 2017, un estudio de la consultora Constellation Research presentó cifras significativas: el 75% de las 105 compañías encuestadas estaban inmersas en actividades de análisis de datos, y 1/3 de ellas afirmaba que sus inversiones en datos estaban aumentando significativamente. Si hace dos años ese asunto ya era relevante para el mundo corporativo, hoy se ha vuelto esencial.

La importancia de esta cultura de datos lleva a más y más empresas a buscar soluciones tecnológicas como la Inteligencia Artificial, el Internet de las Cosas (IoT), y el sistema Blockchain. La IDC (International Data Corporation) prevé que las inversiones en la transformación digital llegarán a US$ 1,2 mil millones este año.

El científico de datos puede tener formación en ciencias de la computación, matemática, estadística, ingeniería o en áreas correlativas. Lo más importante es la visión estratégica, la mirada a las tendencias, el “pensar fuera de la caja”, la curiosidad y la voluntad de solucionar problemas. Estamos frente a una nueva moneda en el mundo digital, y el gran desafío de las empresas es saber qué hacer con esa enorme cantidad de datos para mejorar procesos y servicios.

La habilidad de cruzar información para crear insights diferenciados dentro de las organizaciones es lo que hace al científico de datos el profesional más solicitado de la segunda era de la transformación digital. En ese escenario, la TI deja de ser un gasto y pasa a ser un activo de las compañías.

El primer paso de esta transformación es crear una cultura de datos en la empresa, teniendo en cuenta su importancia para la optimización de los servicios y la capacidad que tienen para mejorar la experiencia y el compromiso del consumidor. Esto requerirá que el profesional de TI este cada vez más cerca del cliente con el fin de entender sus demandas y aportar soluciones.

 

Recomiendo a los profesionales de TI u otras áreas empresariales actualizarse o especializarse con cursos, workshops y paneles referidos a data science. Hoy la tecnología de la información es un activo importante y estratégico dentro de cualquier negocio, y trae muchas oportunidades de carrera a las personas que se especialicen en el ámbito del data y analytics.

 George Paiva, director de Recursos Humanos de Orange Business Services.

Lectura Recomendada

single-image

Mindfulness: ¿”el campo y las flores” o evidencias?

José Luis Catalina, Socio Auren Blc. Fernando Tobías, Director Centro de Mindfulness de Auren Blc

Estamos en el presente de forma atenta, observando lo que ocurre, no haciendo varias cosas a la vez o pensando en otra cosa como suele ser habitual y, además, estamos con aceptación, sin juzgar si lo que ocurre es bueno o malo, nos gusta o no nos gusta. Simplemente, estamos. 

#Mindfulness, es decir, atención o conciencia plena, define un estado de la mente que consiste simplemente en estar aquí y ahora, con atención y con aceptación.

Son ya numerosos los estudios que señalan los beneficios del Mindfulness en las empresas, demostrando que las organizaciones que incorporan esta práctica entre sus empleados son más productivas, sanas y están más satisfechas con su clima laboral, procesos de trabajo y resultados.

El mindfulness puede ser una herramienta muy eficaz para gestionar situaciones difíciles de tipo personal o laboral, pero aprender a hacerlo no siempre es fácil. Si se quieren experimentar los beneficios en la organización, esta práctica debe ser entrenada por los profesionales adecuados dentro de un programa estructurado.

Desde la aparición de esta disciplina, hacia el año 1979 cuando Jon Kabat-Zinn diseñó su programa de entrenamiento Mindfulness, han surgido tanto fieles defensores de sus bondades no sólo para las personas sino también para las organizaciones, como detractores. Para éstos, el Mindfulness era únicamente otra nueva moda que básicamente trataba sobre “el campo y las flores” en vez de centrarse sobre cosas realmente relevantes para la organización.

Durante varios años venimos haciendo formación desde el Centro de Mindfulness de Grupo Blc (ahora Auren Blc) y hemos tratado de aportar nuestro grano de arena a la verificación de las aportaciones del Mindfulness para las personas y las organizaciones. Trabajar y decidir sobre HECHOS es mucho mejor que hacerlo sobre creencias o intuiciones.
En el último año, en el que hemos formado a cerca de 1.000 personas, hemos administrado un Cuestionario de Impacto del Mindfulness al acabar cada programa con una duración de entre 12 y 16 horas, a personas de 11 organizaciones distintas. El total de respuestas fue de 620, la práctica totalidad de los asistentes a programas de esta duración. El formato más habitual fue de 16 horas de formación (90,6% de los casos).

Los resultados AVALAN los efectos de los programas de entrenamiento en cuanto a la percepción de su practicidad en 12 ámbitos relevantes de impacto. Las respuestas se hacían en una escala de 1 (muy en desacuerdo) a 5 (muy de acuerdo).Como se observa por la naturaleza de las preguntas, la casi totalidad tiene una relación muy directa con la eficacia y productividad (mejorar concentración, reducir estrés, manejo de emociones, toma de decisiones…), aparte de con el bienestar personal.

Por tanto, y tal como grandes corporaciones están apostando por este entrenamiento en todo el mundo, parece más que “hablar del campo y las flores”, la práctica del Mindfulness supone una mejora de capacidades con un impacto positivo tanto en las personas como en las organizaciones.

Hagamos también las debidas puntualizaciones: se trata de datos basados en autopercepción, si bien, como se observa, las respuestas son abrumadoramente positivas.
Por otro lado, hemos de hacer una recomendación, que han tomado muy en serio algunas de las organizaciones en que hemos impartido: es muy conveniente facilitar un seguimiento post. Puede ser habilitando zonas y momentos para la práctica del Mindfulness en grupo dentro del horario laboral, bien con monitores internos debidamente formados, bien con monitores externos haciendo sesiones más breves y esporádicas. Hacer pequeños impactos durante un tiempo resulta muy beneficioso para la instauración de estos hábitos.
Contar con profesionales con mayor equilibrio y bienestar personal es tanto un objetivo de buen gobierno para las empresas como una manera inteligente, eficaz y humana de conseguir resultados sostenibles.
En este actual entorno VUCA, en esta era de las distracciones, de la inmediatez y la infoxicación, el entrenamiento Mindfulness aterrizado a la realidad, cercano a las problemáticas de nuestros profesionales y su día a día, y aderezado con unas gotas de humor que tanta falta nos hace, proporciona herramientas de gran utilidad e impacto tanto a nivel individual como organizativo. HECHOS.
Que la felicidad te acompañe.

Lectura Recomendada