Buscar Contacto Suscribete al Newsletter
single-image

Las relaciones amorosas están detrás del 65% de inscripciones a cursos de idiomas

Según datos de Hexagone, las relaciones amorosas están detrás del 65% de inscripciones a cursos de formación en idiomas. De hecho, las personas aprenden en menos tiempo, tienen más formas de practicar el idioma y conocer la cultura.

Siguiendo estos datos, hasta 4 de cada 10 estudiantes de escuelas de idiomas esgrimen motivos personales para aprender un idioma, más allá de las posibles salidas profesionales que ofrece este conocimiento.

El número de personas casadas o en pareja entre miembros de diferentes idiomas ha crecido un 25% en la última generación. Hasta el punto que se calcula que de las relaciones actuales en pareja, el 18% corresponden a relaciones en las que los miembros hablan diferentes idiomas.

Tanto estas personas como sus hijos necesitan aprender el idioma de los padres. Es aquí cuando se requiere el apoyo de una escuela de idiomas ya que lo que se puede aprender sólo con la ayuda de la persona nativa de la pareja no es suficiente para comunicarse bien.

Siguiendo esta realidad, se apunta al motivo sentimental, el amor, como segundo motivo más importante que hace que las personas quieran aprender un segundo o tercer idioma. Un motivo para aprender idiomas que sigue muy de cerca al motivo profesional.

Respecto al idioma en cuestión, el inglés es el idioma más frecuente por el que apuestan los interesados a nivel profesional mientras que otros idiomas como el francés, italiano, portugués o alemán son los idiomas elegidos por las personas por motivos amorosos.

Además, se indica que las personas que deciden aprender un idioma por amor lo hacen en un periodo de tiempo hasta un 80% más corto de lo normal.

No hay mayor motivación que la amorosa para esforzarse y para aprender en menos tiempo. Generalmente las personas que estudian un idioma por amor o por motivos personales consiguen resultados de una manera mucho más rápida que lo normal”.

Además de la motivación personal, el hecho de poder practicar el idioma de una manera más fluida y natural con un nativo de ese idioma hace que la curva de aprendizaje sea más rápida.

Desde orh te dejamos unos artículos que te podrían ayudar para aprender inglés u otros idiomas.

¡Feliz día del amor!

Lectura Recomendada

single-image

Agilidad en RH: equivocarse rápido para aprender mejor

Por Diego Colombo – Director de Desarrollo de Producto – VISMA Raet Latinoamérica.

Existe un nuevo concepto en términos de management corporativo: agilidad (proviene del término en inglés: agility), se refiere a capacidad de adaptación, rapidez de reacción, valoración de las tareas y establecimiento de prioridades para concretar un proyecto. Para esto es fundamental contar con el área de Recursos Humanos (RH) para mejorar la eficiencia de los equipos administrando la comunicación, la capacitación y el cambio.

Para realmente lograr agilidad, la organización toda necesita aprender a trabajar distinto… Al aprender es muy común probar y equivocarse. Este concepto de “agilidad” supone equivocarse rápido para aprender mejor. Una organización a “la vieja usanza” -que castiga el error, lo critica y apunta con el dedo-, nunca podrá lograr agilidad. Para lograr ser ágiles, hay que aprender a equivocarse y no castigar los errores.

Diego Colombo

No todo es urgente ni estratégico. La “agilidad” tiene muy en cuenta el dar valor (ponderar) a las tareas a realizar para, luego, poder determinar las prioridades de ejecución en forma ordenada y eficiente.

La agilidad no es algo eventual, sino que supone una nueva manera de pensar y trabajar; pone foco en el desarrollo del trabajo de la forma más beneficiosa según los objetivos que se persigan. Se trata de una modalidad que es necesario instalar para lograr los mejores resultados con mayor eficiencia y frecuencia.

En términos de habilidad en los colaboradores, la agilidad es muy tenida en cuenta hoy en día, junto con las ideas de colaboración, compromiso e innovación. Se percibe como una capacidad de adaptación casi instantánea a variaciones de la industria y/o el mercado, un “pensar fuera de la caja” para enfrentar desafíos o resolver inconvenientes inesperados, en un clima de pensamiento objetivo, analítico, estratégico. A la vez, supone movimiento proactivo y en equipo, comparable con el scrum del rugby (todos juntos empujando para el mismo lado, pero desde diferentes puestos, para que gane el equipo como un todo).

Desde luego, para que la agilidad funcione realmente y haga que la organización alcance sus objetivos en menor tiempo y con mayor eficiencia, se requiere:

  • Cambio de mentalidad en toda la organización. Esta “mutación” no será instantánea, sino que supone un cambio progresivo a partir del trabajo de ciertos equipos. Los buenos resultados irán contagiando al resto.
  • Consistencia y coherencia. Para lograr un cambio cualitativo sustancial, la modalidad de trabajo ágil debe derramar, esto es, contagiar a todos los equipos de todos los sectores.
  • Herramientas ágiles que permitan el seguimiento de tareas en tiempo real, de modo que, en caso de requerirse ajustes, se realicen velozmente y no traben la consecución del resto de las tareas ni impidan la realización del gran proyecto. Esto también permite a los líderes realizar cambios menores de estrategia mientras se llevan a cabo las tareas.

La “agilidad” comienza en RH

En una empresa, la “agilidad” es un componente crítico para el éxito del negocio.

RH es el área más propicia para comenzar a trabajar en ese cambio en la organización e impulsar una mentalidad ágil en los diferentes sectores. Por definición, es el área que ofrece valor comercial a la empresa a partir del desarrollo de las personas que la conforman, en términos de capacidades de crecimiento, eficiencia y ahorro de costos. Un equipo de gente bien preparada y capacitada es el éxito seguro de la organización, contribuye a mantener el ritmo de la competencia dentro de un mercado, procurando siempre aumento de eficiencia y productividad.

RH es el área más abierta para comenzar a trabajar la “agilidad” en la organización. Bajo el concepto de “agilidad”, un gran proyecto se divide en partes más pequeñas a las que hay que otorgarles un valor para, luego, poder determinar prioridades de realización. Esas partes estarán a cargo de diferentes equipos que, con un objetivo común y en forma coordinada, llevarán a cabo sus tareas en forma simultánea. Es fundamental que esos equipos estén en comunicación permanente y, que vayan ajustando y actualizando el proyecto regularmente. Se trata de una forma de trabajar “no lineal”; habrá algunas partes que se completarán antes que otras, pero siempre apuntando a un gran resultado común.

La “agilidad” al encarar un proyecto:

  • Mejora la previsibilidad y la cohesión. Supone colaborar y cumplir las promesas sin sorpresas en cumplimiento de tiempos o de calidad esperada.
  • Mejora las capacidades y la velocidad de respuesta. Se establecen prioridades de respuesta. Al priorizar el trabajo se logran mayores beneficios para las partes involucradas.
  • Propicia actuar como “One HR”. El área de RH está involucrada en los diferentes sectores de la empresa. Cuenta con visión de arquitectura de negocios con un mapa de capacidades y habilidades bien definidos, según lo que se necesite para el cumplimiento del gran proyecto. Aporta su expertise proactivamente para mejorar la eficiencia de los equipos, administrando la comunicación, el cambio y el entrenamiento. A partir de su visión global, contribuye a modelar la colaboración, las expectativas de cumplimiento, las prioridades y la toma de decisiones para lograr el éxito de la totalidad del proyecto a partir de los proyectos más pequeños que corresponden a los distintos sectores.

Lectura Recomendada

single-image

9 de cada 10 empresas chilenas evalúan habilidades blandas de sus candidatos

Trabajo en equipo, orientación al cliente, compromiso, comunicación y adaptación al cambio encabezan el listado de competencias más evaluadas según el estudio elaborado por KeyClouding.

Cada día las llamadas habilidades blandas toman una mayor relevancia en la selección de un nuevo profesional. “El curriculum vitae sigue siendo una importante carta de presentación, pero no es suficiente para las empresas”, explica Carmen Peralta, Gerente Comercial de KeyClouding, plataforma digital de selección online, quien realizó el estudio, el cual señala que 9 de cada 10 organizaciones evalúa a sus candidatos principalmente por competencias laborales.

De acuerdo al informe, donde se encuestó a más de 300 representantes de RRHH de diversas empresas, las habilidades mayormente evaluadas son: trabajo en equipo, orientación al cliente, compromiso, adaptación al cambio y comunicación. Así, también se indica que hay habilidades específicas por área. Un ejemplo es la evaluación de la empatía en departamentos de recursos humanos, mientras que competencias como la planificación y organización son demandas en áreas de finanzas y logística, o como la innovación y creatividad en áreas de TI (tecnología de la información) y marketing. En tanto, conceptos como trabajo en equipo y comunicación son transversales para todas las áreas de las compañías.

Hemos visto cómo cada día las llamadas habilidades blandas son más requeridas para los distintos niveles de cargos. Así vemos cómo por ejemplo ‘comunicación’ es relevante para una transversalidad de cargos, incluso en áreas que antes era totalmente impensado como en TI. Existen diversas herramientas para medir estos nuevos requerimientos. A través de evaluaciones psicométricas online podemos detectar competencias para cada área laboral, entregando información certera y objetiva sobre los candidatos para cada perfil de empleabilidad”, explica Carmen Peralta, Gerente Comercial de KeyClouding.

El estudio destaca nuevas competencias que han tomado relevancia durante los últimos años en las búsquedas laborales, como la adaptación al cambio con un 34%, empatía reflejada en un 22% y 21% de flexibilidad. Por el contrario, habilidades como la búsqueda de información y pensamiento conceptual solo tiene un 2% y orden registró 1% han sido mencionadas como habilidades obsoletas.

Para ejecutiva, la evolución del mercado laboral indica que cada vez se necesitan trabajadores con mayor número de competencias orientadas a la capacidad y habilidad de adaptarse a nuevos contextos y por ende a la comprensión de éste a través de la empatía. El seguimiento de órdenes y cumplimiento de instrucciones ha quedado en el pasado al no responder con las demandas del entorno y desafíos organizacionales.

Para la investigación se recopilaron las respuestas de más de 300 encargados de recursos humanos sobre temas referentes a competencias, tendencias y empleabilidad. Sobre este último punto, los especialistas aseguran que cargos administrativos, secretarias y operativos tenderán a desaparecer en la siguiente década.

A su vez, según la opinión de los encargados de RRHH, surgirán nuevos perfiles, que ya son cada vez más demandados, como analista big data, director digital, e-commerce y gestor de felicidad.

Sin embargo, en la actualidad no se evidencian prácticas en el área de selección que respondan a la necesidad de evaluación de competencias asociadas a esos nuevos perfiles”, concluye la Gerente Comercial de KeyClouding.

Lectura Recomendada

single-image

Siete claves de éxito de los equipos de ventas, en el B2B de gran consumo

Fede Martrat, Socio director de ActitudPro

El Gran Consumo está pasando por unas fases de gran turbulencia. Las fuertes caídas en bolsa de Dia no son más que una tormenta en el tsunami que atraviesa un sector que se ha convertido en altamente competitivo. Los grandes clientes están cada vez más concentrados, y sus departamentos de compras también cada vez más profesionalizados. Pero todos se sienten amenazados.

Tienen ante sí la constante espada de Damocles de Internet, el surgimiento de nuevos canales alternativos y el caso del inapelable éxito de Mercadona que ya alcanza una cuota de mercado del 25% (según datos consultados en Kantar Worldpanel, correspondientes a septiembre de 2018) e iguala a la cuota sumada de todos los grupos de gran consumo.

Lo que nos debemos preguntar es: ¿Qué debe tener un equipo de ventas para saber defender su marca en los lineales, ante las grandes cadenas de distribución? A partir de nuestra experiencia trabajando con empresas de alimentación como Argal, United Biscuits, Henkel o Unilever, resumo, a continuación, los que, para mí son los siete elementos que se deben tener en cuenta si queremos ser exitosos formando y orientando a los profesionales de un equipo comercial del sector:

Entender al nuevo consumidor
El profesional del marketing debe entender su rol de servicio de inteligencia de la organización. Debe saber cuáles son las tendencias, los influencers y proponer alternativas de valor que sean entendibles fácilmente. El departamento de marketing debe pensar aquello a lo que aspiran los consumidores, los valores emergentes y cómo darles solución. Si está bien pensado internamente, el departamento de ventas lo entenderá y lo sabrá transmitir al canal correspondiente. Nuevos grupos urbanos surgen como los Dinks, Singles, Seniors… ¿Qué tengo que ofrecer a cada uno de ellos? Para saberlo, debo conocerlos y, para ello, debo disponer de un equipo humano formado y orientado específicamente a la consecución de ese objetivo.

Multicanalidad y nuevos canales
Creer que nuestro producto puede sobrevivir solamente vendiendo a través de la mal llamada “distribución moderna” es un riesgo. La “distribución moderna” debe ser un canal más. Es preciso que las marcas piensen en qué otros canales propios deben posicionarse. Así, el Canal de hostelería, Gourmet, Peluquería, Estética, Distribución especializada, Market Places de Internet de la más diversa índole deben ser las apuestas para desarrollar el negocio. Solamente en alimentación el 41% de la cuota de mercado aún la tienen los negocios tradicionales que no están en manos de grandes grupos. Y esa cuota va en aumento. Nuestros profesionales deben pensar en términos de multicanalidad y tener un conocimiento específico para adaptar las necesidades de la organización a cada vía que nos permita alcanzar el comprador.

La Presencia directa e indirecta en internet
No es que Internet sea un canal más de entre aquellos en los que la organización de Gran Consumo se deba hallar para ser competitiva, sino que la propia Red aglutina, en sí misma, muchos de esos canales. Ya pasaron a la historia los miedos de “si estoy en internet los grandes distribuidores no querrán comprarme”. Pensar que debo estar en internet yo, directamente y velando por mis propios intereses es cada vez más la opción. Todo ello en paralelo con los canales habituales, lo que hace que, a los skills de mi equipo comercial, orientado en el B2B, deba añadir capacidades para la comunicación B2C.

Nuevos productos e innovación constante
Es preciso innovar constantemente, habiendo entendido al consumidor. El consumidor tiene nuevos gustos y espera nuevas cosas en el punto de venta. Las novedades no solamente permiten mejores márgenes, sino que también posicionan a la marca. Los departamentos de marketing deben tener engrasados sus funnels de innovación en los que tienen productos en diferentes fases de diseño, test, desarrollo, puesta en marcha y lanzamiento. Sin perfiles innovadores, capaces de plantear y replantear nuevo stock, la competitividad mengua.

Trabajo en equipo Marketing y Ventas
Marketing y Ventas deben aunar visiones y trabajar conjuntamente, en simbiosis. Marketing piensa y desarrolla la marca y Ventas explica la historia y los productos en el punto de venta. En el punto de venta en que los productos están expuestos esa historia tiene que estar presente y llegar al consumidor final. El rol de los account managers es del de hacer que esa historia se explique y el de los promotores de punto de venta es cuidar de que esa historia esté siempre presente en el lineal. Un sistema que no admite discrepancias.

Eficiencia comercial
Los equipos de venta están en constante desplazamiento por el territorio nacional, pero son caros. Nuestra experiencia muestra que lo mejor son equipos reducidos y de personas cualificadas. Equipos que vendan sí, pero no a cualquier precio. Asegurar la cobertura de zonas optimizando las rutas y las frecuencias de visitas, es una vía de optimización del talento de la organización.

Enfoque Challenger
El vendedor consultor está pasando a la historia, en aras de un consultor más experto. Alguien que no sólo detecta necesidades y aconseja, sino que además conoce bien el negocio del cliente y sabe tocar los resortes para saber añadirle valor. El perfil challenger cada vez triunfa más porque se prepara, piensa novedades de producto, packagings, presentación… y sabe sacar al cliente de su zona de confort. Kams, AMs y gestores de cuenta: saquen buena nota de ello.

Motivar a los equipos
Los equipos de venta están experimentados. Tienen muchos kilómetros y negociaciones a sus espaldas. Conocen su oficio. Lo que necesitan es un buen liderazgo: Las empresas deben incorporar verdaderos líderes de equipo en sus estructuras comerciales, líderes que sepan motivar a sus equipos a nivel emocional, sí, pero también con los números en la mano.
El gran teórico de la guerra Von Clausewitz decía que la estrategia es el uso del encuentro para alcanzar el objetivo. Y hoy las marcas se dan cuenta de que, año tras año, el antes denostado canal tradicional logra los objetivos más fácilmente y logra márgenes de contribución superiores. Una marca bien trabajada desde el punto de vista de marketing, unos directivos que han sabido colocar esas marcas en el máximo número de canales y, finalmente, unos equipos de ventas que, cada uno en su canal sepa defender la marca.

Por Fede Martrat, Socio director de ActitudPro.

Lectura Recomendada

single-image

10 consejos para desconectar en verano

Aunque muchos de nosotros disfrutemos con nuestro trabajo, hay que aprender a desconectar durante el periodo de descanso. Estos consejos te servirán para relajarte durante las vacaciones, disfrutar del tiempo de descanso y ocio para volver a la rutina laboral del día a día.

1. Organiza el trabajo cotidiano con antelación suficiente.

Si planificas tu trabajo cotidiano, será más fácil que no te surjan imprevistos que te resten energía.

2. Disfruta al menos quince días seguidos de vacaciones.

Muchas veces, por organizarnos las vacaciones familiares en relación a los días sin colegio de los niños o por querer aprovechar mejor los días de descanso al final disfrutamos de semanas sueltas y eso no ayuda a la desconexión; por eso, aconsejamos 15 días seguidos porque solo pasados estos días realmente tendrás la sensación de un cambio real de la rutina y una desconexión del día a día del trabajo.

3. Ten total confianza en las personas en las que delegas, tus ansias de control quedarán satisfechas.

La confianza en el equipo es fundamental porque solo cuando delegas de verdad, te sientes completamente tranquilo sabiendo que el trabajo se queda en buenas manos.

4. Di adiós al mundo digital, si es necesario define un único momento al día para chequear el correo.

Todo el tiempo que dedicamos al mundo digital se lo estamos quitando al mundo real, así que disfruta de las experiencias del verano y no caigas en la tentación de vivir tu vida digitalmente, vive tu vida real.

5. No digas esa famosa frase de “Si surge cualquier cosa, me llaman” cámbiala por “No estaré localizable”.

No hay nada tan urgente ni tan importante que no pueda esperar a tu vuelta de vacaciones o que se pueda encargar otra persona así que sé responsable contigo mismo y con tu descanso, para eso es necesario que no te localicen durante ese tiempo.

6. Evita conversaciones relacionadas con el trabajo.

Ya tendrás tiempo durante el año para hablar  del trabajo y de asuntos de empresa, ahora es momento de disfrutar de otro tipo de conversaciones.

7. Cambia totalmente la rutina, aprovecha a hacer aquello que no sueles hacer habitualmente.

Las vacaciones también es un tiempo para dedicar tu mente y tu energía a todo aquello que te gusta hacer y que durante el año no encuentras el momento.

8. Disfruta de tus vacaciones en compañía. Haz de tus acompañantes tus aliados para lograr el objetivo de desconexión.

¡Qué mejor forma de vivir que compartiendo momentos inolvidables con los demás! Porque nos unirán más y nos enriquecerán a todos. Rodéate de personas que te sumen y con las que crezcas emocionalmente.

9. Olvídate del despertador y los horarios. Descansa cuanto tu cuerpo te lo pida.

Descansa, disfruta y olvídate de los compromisos y las prisas, ahora es tu momento.

10. Recuerda que nadie es imprescindible en el trabajo, tus compañeros estuvieron de vacaciones mientras tú trabajabas.

Todo empieza y se termina y, sobre todo, el mundo sigue girando sin ti, así que disfruta de tus merecidísimas vacaciones.

Lectura Recomendada

single-image

Cuatro pasos clave para la Transformación Digital en las organizaciones

En la actualidad la tecnología y la innovación se ponen al servicio de las personas y de las organizaciones para lograr sus objetivos de crecimiento. La transformación digital favorece la conexión y la colaboración entre equipos, algo indispensable a la hora de trabajar por proyectos. Pero, ¿están haciendo las organizaciones lo suficiente para favorecer el retorno de la inversión, fomentar un ambiente de trabajo que atraiga el talento y apoyar a sus profesionales?

Según diversos estudios, casi el 70% de las empresas aún no están digitalizadas. Internamente, se traduce en un exceso de reuniones improductivas, falta de conectividad entre equipos e incapacidad para planificar, lo que provoca ineficiencias e improductividad. Muchas empresas tampoco disponen de estadísticas ni tableros de mando, por lo que no pueden acceder a una visión global de los proyectos y pierden mucho tiempo preparando unos informes que las nuevas soluciones de inteligencia analítica permiten automatizar. A su vez, esto les impide dedicar recursos a tareas realmente productivas, aquellas que generan negocio.

Prodware, multinacional experta en consultoría e implantación de soluciones tecnológicas para empresas, establece los cuatro pasos que deben dar las organizaciones en sus proyectos de transformación digital:

1. Conocer los conceptos básicos correctos: Sin una buena base de conocimiento, será muy difícil llevar la experiencia digital de los empleados al siguiente nivel. Es imprescindible alinear elementos básicos, como la seguridad y autenticación, con las plataformas y herramientas de trabajo para hacer que los usuarios se sientan cómodos y puedan adquirir nuevas capacidades.

2. Trabajar en colaboración: Una vez establecidos los criterios básicos que proporcionan valor y seguridad a los empleados, ya podemos desarrollar un entorno real de colaboración. La experiencia del empleado es un elemento crítico de la transformación digital y, a día de hoy, las empresas están obligadas a competir y prosperar en el mercado. Por ello, es clave disponer de un lugar de trabajo conectado donde los empleados sean más productivos que antes (compartiendo notas y archivos, promoviendo la transparencia y acelerando la toma de decisiones).

3. Socializa: Colaborar en el trabajo es una cosa, pero conectarte con tu equipo de trabajo o proyecto mientras colaboras es lo que marca la diferencia. Las herramientas sociales estructuran la forma en que los equipos interactúan, mantienen todo en constante movimiento y proporcionan conocimiento y motivación a los empleados.

4. Prepárate para el futuro: El aumento de la automatización en los puestos de trabajo es exponencial; los profesionales necesitan abrazar el cambio y usarlo en su beneficio. Contar con un equipo de trabajo que utilice la analítica avanzada y la inteligencia artificial supone un valor añadido para la organización en términos de eficiencia, productividad y toma de decisiones.

Lectura Recomendada

single-image

«El 25 de mayo se ha aplicado una norma jurídica que afecta a todos los países del mundo»

La nueva Ley que se denominará Ley de Protección de Datos y derechos digitales de los ciudadanos, la necesidad de ser proactivo en las brechas de seguridad del sector legal, la protección de la portabilidad de datos, la obligatoriedad del RAT o la necesidad del Delegado de Protección de Datos en las entidades españolas son cinco cuestiones claves que los expertos subrayan a la hora de aplicar la normativa que ha entrado en vigor el 25 de mayo.

Nunca antes una aplicación normativa había causado una expectación tan destacable y el motivo no es otro que la afectación de la norma a todos los países y ciudadanos del mundo. Un aspecto que subrayaba José Luis Piñar, Catedrático y ex director de la Agencia Española de Protección de Datos, durante la jornada práctica organizada por Formación Lefebvre – El Derecho y el Centro de Estudios Financieros. En palabras de Piñar, se trata de una “novedad histórica”.

Asimismo, la autoridad en materia de protección de datos subrayaba que después del Reglamento Europeo llegará la aprobación de la ley “probablemente a final de año”. Una ley que hasta la fecha tiene un total de 30 enmiendas, entre las que se encuentra el límite de edad de los menores que puede oscilar entre los 14 y 16 años. “El legislador nacional no puede transcribir en el BOE normas de un reglamento a leyes nacionales y de ahí que deberá tener en una mano el reglamento y en otra mano, la Ley de Protección de Datos, primando siempre el reglamento antes que la ley”, concluía José Luis Piñar, actual DPO del Consejo General de la Abogacía Española.

En la jornada, Cecilia Alvarez, Presidenta de APEP, destacaba que la figura del DPO es clave en protección de datos tanto para autónomos como para despachos de abogados. «Los DPO son una figura obligatoria en otros países europeos. Nuestro reto es pensar que el DPO no es sólo compliance. Para la presidenta de la Agencia de Protección de Datos “no hay entidades que se puedan permitir no tener un DPO”.

Otra de los cambios analizados con el citado reglamento ha sido la obligatoriedad del Registro de Actividades del Tratamiento (RAT). A partir de la aplicación del RGPD, el RAT será obligatorio en empresas de más de 250 empleados y aquellas que realicen tratamiento de datos que puedan entrañar un riesgo para los derechos y libertades de los individuos. Para Marcos Judel, Abogado y Socio de Audens, es lógico que “estemos obligados a cumplir y a demostrar que cumplimos y el RAT nos va a servir para verificar tratamiento por tratamiento si se pueden minimizar los datos”. De hecho, gracias al reglamento se acabaron los “depredadores telefónicos”. “El interés legítimo tiene que estar al mismo nivel que los derechos fundamentales del interesado” a criterio de Judel.

Además, de la importancia del reglamento en el ámbito privado, en la Jornada se hacía referencia al reglamento respecto a la Administración Pública analizada con la intervención de, Iñaki Vicuña, Director del CENDOJ y ex director de la Agencia Vasca de Protección de Datos.

España es, según Iñaki Vicuña, “uno de los países con mayor sensibilidad en lo que respecta a la protección de datos gracias a las autoridades de control, y, por tanto, el nivel de seguridad de los datos en la Administración española es muy alto”.

La jornada formativa se completaba resaltando aspectos como la obligatoria demostración de los datos, del cumplimiento del tratamiento adecuado de datos ante la AEPD, las necesidades de bloquear las brechas de seguridad en el sector legal y la necesidad de notificación a los interesados y a los destinarios cuyos datos hayan sido tratados.

Entre los consejos prácticos de Noemí Brito, socia de Legistel y Vocal de la Junta directiva de ENATIC, está la necesidad formativa para cumplir el reglamento. A su juicio, “además de implantar protocolos de notificación serán necesarios plantear formaciones transversales con temáticas como ciberseguridad”.

Noemí Brito también hacía referencia a la portabilidad como derecho de acceso avanzado que debe contemplar una doble tipología de derechos. Un derecho que debe distinguirse del derecho de supresión. Un consejo para los profesionales de la protección de datos es, según Brito, que “cuando se tenga que hacer una portabilidad se haga a su vez un documento al responsable receptor a modo de registrar su cumplimiento”.

A este respecto hay que subrayar que la finalidad principal del RGPD es proteger el derecho fundamental a la protección de datos de carácter personal, así como el derecho de supresión, derecho a la limitación del tratamiento y derecho a la portabilidad de los datos. Por esto, Lefebvre – El Derecho, la editorial líder jurídica en España, ha elaborado Compliance Protección de Datos una guía para realizar la planificación, implantación y mantenimiento del Sistema de Protección de Datos.

En palabras de José Luis Piñar, director técnico de la línea de Compliance de Protección de Datos de Lefebvre ·El Derecho es imprescindible destacar que todo el proceso de adecuación requiere además de un “cambio de mentalidad con la ayuda de un profesional, por tanto, la figura del DPO será imprescindible para demostrar que se cumple con el reglamento de protección de datos.

Si está interesado en adquirir la formación de referencia, puede obtener más información aquí: http://lp.efl.es/formacion/formulario-curso-cef-led/

Lectura Recomendada