Buscar Contacto Suscribete al Newsletter
single-image

Las relaciones familiares y de amistad influyen directamente en la salud, bienestar y felicidad

Un estudio realizado por la Universidad de Michigan entre más de 270.000 personas de un centenar de países de todo el mundo, ha demostrado que las relaciones familiares y de amistad influyen directamente en la salud, bienestar y felicidad de aquellos que las disfrutan. Por eso, Cigna ofrece cinco claves para aprovechar el tiempo libre fuera del horario laboral:

• Establecer pequeños objetivos en el trabajo. Establecer metas y fechas límite (ya sean diarias, semanales o mensuales) contribuye a aumentar la productividad y evita tener que trabajar en el tiempo libre.
• Optimizar el tiempo fuera del trabajo. Reducir las horas dedicadas a ver la televisión, preparar la noche anterior todo lo necesario para la mañana siguiente o apagar el ordenador o el móvil a partir de las 8 de la tarde son algunos consejos con los que ganar tiempo de calidad y disfrutar de los más allegados.
• Planificar el tiempo libre. De manera similar al contexto laboral, también conviene organizarse y planificar el tiempo que se dedica a la familia y a los amigos, fijando fecha, horario y tipo de actividad a realizar con cada círculo. Esto ayudará, además, a tener un control de los asuntos pendientes de la rutina cotidiana y evitar despistes innecesarios. El objetivo es establecer un orden de prioridades.
• Disfrutar de nuestros hobbies con familiares y amigos. Según los datos del estudio de Cigna, la satisfacción con respecto a la práctica de actividades de ocio ha mejorado: el 74% de los españoles (70% en 2018 y 79% en 2017) reconoce dedicar el tiempo suficiente a aquellas actividades que más le gustan. ¿Por qué no aprovecharlo e incluir en estos planes a familiares y amigos?
• Disfrutar del trabajo junto al círculo personal. Una buena técnica de inteligencia emocional es establecer una conexión entre vida familiar y laboral, buscando siempre lo positivo. Por ejemplo, celebrar con familiares y amistades más cercanas las alegrías profesionales.

Lectura Recomendada

single-image

Qué hacen los buenos jefes: el triángulo de oro del liderazgo

Por Pilar Jericó

Todos deseamos tener buenos jefes o jefas. Son responsables en la consecución de los objetivos, del ambiente de trabajo y de lo felices o no que vayamos a trabajar. Pero no todos los jefes son tan excelentes como quisiéramos.

La buena noticia es que el liderazgo no es innato. Se puede ejercitar si sabemos cómo.

En una investigación que he realizado durante años, he llegado a la conclusión de que los buenos jefes, aquellos que ayudan a construir compromiso y alcanzan resultados, tienen actitudes que se pueden recoger en un triángulo, con una habilidad en el centro:

Definen el foco: no hay nada más desmotivador que no saber hacia dónde se va. En este punto se incluye no solo marcar objetivos, sino tener claro qué se espera de él y el sentido de lo que se hace. Aunque se trabaje en algo muy rutinario, el profesional necesita ganar perspectiva de lo que contribuye con su función. Antoine de Saint-Exupéry, el autor de El Principito, lo resumía muy bien: “Si quieres construir un barco, no empieces por buscar madera, cortar tablas o distribuir el trabajo. Evoca primero en los hombres y mujeres el anhelo del mar libre y ancho”. Por tanto, para definir el foco un líder ha de marcar objetivos, compartir las expectativas que existen sobre sí mismo y sobre el equipo y dar sentido al trabajo que se realiza.

Hacen que te sientas útil: esta habilidad significa que un buen jefe es capaz de desarrollar el talento de sus colaboradores. El hastío o la monotonía no motivan, se requieren estímulos. El líder ha de conocer las fortalezas de su equipo: No solo qué hacen bien, sino qué podrían hacer en un futuro. Esto pasa por ayudar en su desarrollo, por dar poder, por no entrar en la microgestión o en el enésimo detalle de todos los problemas. De este modo, se reducen los cuellos de botella y se consigue que las personas aprendan y tomen sus propias decisiones.

Hacen que te sientas importante: además de saber que somos útiles, necesitamos sentirnos importantes y reconocidos. El liderazgo es conversación, preocuparse por lo que el colaborador necesita. El jefe que solo habla él y escucha poco es difícil que genere compromiso a su alrededor. Dentro de este apartado está también la gestión de la diversidad. Sentirse importante pasa por poner en valor la diferencia y lo que cada persona aporta desde sus fortalezas, experiencias y maneras de ser.

Son un ejemplo: en el corazón del triángulo está el actuar como referente desde las emociones positivas y la pasión. Influir en la vida de las personas es una responsabilidad que ha de enamorar. Si uno no lo disfruta, es difícil que sea buen jefe. Podrá ser un buen técnico o comercial, pero será complicado que se le reconozca como líder. Tampoco seguimos a personas que son destructivas o que se quejan por todo. Seguimos a personas que nos hacen sentir bien y que vemos que son coherentes con lo que dicen y hacen.

En definitiva, los buenos líderes no son perfectos. Tienen áreas de mejora como cualquier otro mortal (y menos mal). Pero tienen unas ciertas habilidades que consiguen que las personas quieran seguirles.

Dichas habilidades podrían representarse en el triángulo de oro: definen el foco, hacen sentir útil e importante a la persona que tienen a su lado y actúan dando ejemplo.

En la medida que podamos trabajar en dichas áreas, podremos conseguir entrenar también nuestra capacidad de influencia. Esa es la buena noticia para todos nosotros.

Fuente: Pilar Jericó

Lectura Recomendada

single-image

Cinco consejos para mejorar el posicionamiento de una marca personal

La marca personal está en auge, siendo considerada un valor añadido entre los profesionales de todos los ámbitos que buscan desarrollar el valor de su trabajo.

Potenciar la marca personal es clave para el éxito profesional. Ana Jiménez considerada como una de las referentes de marca personal en España, conoce de primera mano el mundo empresarial y la competencia que genera desarrollarse en lo más alto. “Si potencias tu marca personal reforzarás tu valor y podrás diferenciarte y posicionarte ante tus competidores, siendo la mejor versión de ti”, explica Ana Jiménez.

El concepto de marca personal o personal branding ha conquistado con fuerza todo el ámbito empresarial. Pero, ¿tiene algo en común la marca personal y la comercial? «Las personas conectan con personas, sobre todo, si se identifican con ellas en algún aspecto. La barrera digital, si hay alguien detrás al que le ponemos cara, desaparece y se crea confianza», explica la experta. Según Ana, los clientes virtuales no nos conocen y apuestan por nosotros por la percepción que tienen, y esto sucede gracias a nuestra imagen y a los mensajes persuasivos. El objetivo es alcanzar un cierto nivel de madurez y que cada emprendedora pueda focalizarse en diseñar estrategias para crecer y afianzarse como experta reconocida en su especialidad, en vez de sobrevivir.

“Hay que mostrar al mundo tu identidad, exponer tu realidad que es la que te hace ser líder en tu sector, enseñar las virtudes y trabajar con pasión, dando el 100 %”, añade Ana.

Ana Jiménez transmite valor y personalidad a cada emprendedora dando forma a los mensajes para conectar con su esencia y distinguirse de su competencia. Por ello, ha compartido cinco consejos para triunfar en internet mejorando su marca personal.

“Cada uno tiene sus propios rasgos y valores. Yo solo ayudo a comunicar la verdadera personalidad en internet de manera estratégica y con una puesta en escena impecable, diseñada para impactar en ese público que está deseando conocerte”, destaca Ana.

Para Ana Jiménez es imprescindible realizarse estas preguntas previamente si se quiere desarrollar una marca personal:

  • QUIÉN: ¿Quién eres? ¿Cuál es tu personalidad? ¿Cuál es tu estilo?
  • QUÉ: ¿Qué haces? ¿Cuál es tu especialidad?
  • POR QUÉ: ¿Cuál es tu historia? ¿Tu experiencia?
  • PARA QUÉ: ¿Cuál es tu propósito? ¿Tus metas?
  • PARA QUIÉN: ¿Cuál es tu público? ¿Quién es tu cliente ideal?

Las emprendedoras tienen mucho que aportar y con estos consejos podrán llegar a más gente y generar más credibilidad para sus negocios:

1. Despunta entre tu competencia: posicionarse es básico, generar confianza y cercanía es esencial para afianzar tu marca y diferenciarse dentro de tu competencia. La marca es el rasgo de liderazgo y es importante conocer tu competencia y saber a quién quieres dirigir tu mensaje.

2. Valor: la propuesta de valor es muy importante en cualquier marca, es el aspecto diferenciador del resto. Tu mejor estrategia es el valor que ofreces. Una vez has conectado con este aspecto, podrás establecer una conexión más profunda y la marca tendrá peso para construir cualquier relación e identidad.

3. Sé tú mismo: encuentra tu pasión. Tu propio estilo te hará destacar de los demás y no se uno más de la multitud.

4. Potencia tus fortalezas: conocer tus debilidades y fortalezas te harán ser única en tu nicho de mercado. Aprendiendo de todo esto podrás convertirte en la experta que deseas ser. Siempre hay que seguir aprendiendo.

5. Define tu motivación: la marca personal es esa percepción que dejamos en otras personas, lo que somos y lo que mostramos, es decir, la esencia verdadera con la que los demás se quedan y se interesen por tu trabajo. “Quieres cambiar el mundo” y serás el mejor ROI que puedas mostrar, demuéstralo, por eso, haces lo que haces.

Todas las compañías creen que las marcas son importantes y únicas. Hoy en día vivimos en la época de las personas, tú debes ser tu propia marca.

Según Ana, las personas publican en redes sociales y en internet en general sin ningún “filtro”; y no se están dando cuenta de que todo lo que están comunicando.

Si te diferencias gracias a tu marca personal podrás impulsar tu proyecto, ganar visibilidad y llegar a muchos más lugares sin límites. La confianza es clave para afianzar cualquier proyecto y el valor que ofreces imprescindible para que tu marca personal se posicione. A través de ella puedes conseguir una conexión única y leal con el público. Hoy en día, las personas siguen necesitando socializarse y es imprescindible interactuar con otras personas; no se busca tener fidelizar a clientes sino a fans.

Un ejemplo de éxito en el emprendimiento femenino es el caso de Ana Jiménez, publicista de formación, supo desenvolverse en plena crisis española una oportunidad para desarrollar su vocación creativa y emprendedora. En el año 2015 comenzó a enfocarse en potenciar la marca personal y ayudar a mujeres emprendedoras a convertirse en líderes en su sector personal y profesional


Todas las compañías creen que las marcas son importantes y únicas. Hoy en día vivimos en la época de las personas, tú debes ser tu propia marca.

Lectura Recomendada

single-image

¿Qué es la analítica en la gestión de personas?

Por Rafael García, Director de Desarrollo de Negocio y RRHH en INESEM Business School

La analítica es fundamental para la búsqueda y alcance de objetivos, de ahí que se torne imprescindible también en el ámbito de la gestión de personas, de los departamentos de Recursos Humanos.
Recabar datos y analizarlos en los departamentos de Recursos Humanos, también conocido como HR Analytics o People Analytics, es fundamental para que la estrategia global de una empresa funcione correctamente, de ahí que sea imprescindible tener en cuenta a dicho departamento en todas las acciones que lleve a cabo la empresa para que el resultado sea satisfactorio.

¿Qué es la analítica en la gestión de personas?

La analítica en la gestión de personas es la recopilación y análisis de la información sobre el proceso y funcionamiento que una empresa ejerce sobre el talento. El departamento de Recursos Humanos debe recabar un sinfín de datos y saber descubrir cuáles son destacables y útiles y cuáles no.

¿Para qué se utiliza o qué función tiene la analítica en la gestión de personas?

La analítica en la gestión de personas es de vital importancia pues es una de las formas de ayudar a la empresa a mejorar el rendimiento, crecer y crear un binomio perfecto entre empresa y personal que trabaja en la misma.

¿Cuáles son las ventajas de la analítica en la gestión de personas?

Las ventajas de llevar a cabo la analítica en la gestión de personas son cuantiosas y se pueden dividir en:

• Selección de personal de forma eficiente
• Mejorar el sistema de retribución
• Conocer los elementos y facetas que motivan a los empleados de una empresa
• Descubrir a los líderes de una empresa
• Descubrir y fidelizar el mejor talento
• Ser más eficaces en cualquier faceta de trabajo de la empresa u organización

La analítica en la gestión de personas es de vital actualidad

Tal y como se observa en las estrategias globales de Marketing actual, en las que el usuario se sitúa en el centro de cualquier acción, esta tendencia se traslada a la faceta de la gestión de personas y del departamento de Recursos Humanos de las empresas que quieren estar actualizadas y en consonancia con el mercado actual, de ahí que las analíticas se hayan convertido en eje central de dichas empresas, y sea en la actualidad tendencia para conseguir optimizar el tiempo y recursos al máximo y, por tanto, conseguir los objetivos marcados y ser más eficaces que nunca.

Son numerosas las empresas que se plantean en la actualidad implementar en su estrategia global la analítica en la gestión de personas, pero no saben bien qué pasos seguir.

Esta implementación pasaría por varias fases para ser efectiva, para ello, la empresa debe responder a estas preguntas o procesos:

1. ¿Qué datos se necesitan y por qué?
2. Existe un problema pero ¿de dónde procede? ¿Qué retos se quieren lograr? ¿Qué se debe mejorar?
3. Recopilación y ordenación de la información
4. Comunicación de los resultados y puesta en práctica

De estos pasos se deduce que, en primer lugar, se debe realizar un análisis interno, en el que detectar por qué se va a implementar la métrica en la gestión de personas, si hay un problema saber de dónde viene, cómo se va a solventar y qué se quiere lograr.
Y, por supuesto, para poner en práctica el reto final que es poner en el centro al usuario, si se realiza este análisis se debe poner en conocimiento del equipo, pues así se logrará efectuar y obtener la solución y evolución más acertada.
Y todo este proceso de analítica en la gestión de personas será realmente efectivo si se lleva a cabo a través de herramientas que nos ayuden a lograrlo.

¿Qué herramientas puedo utilizar para la analítica en la gestión de personas?

Existen infinidad de herramientas para la analítica en el ámbito de los Recursos Humanos pero pueden ser interesantes, aunque todo dependerá de los retos u objetivos que se marquen no debiendo obsesionarse por conseguir la mayor cantidad de datos sino en la obtención de datos útiles donde sustentar la toma de decisiones.
Y como resumen, cabe destacar que las empresas que quieran optimizar la valoración del desempeño de sus trabajadores acordes a las demandas actuales del mercado, deben pasar por implementar esta estrategia en la gestión de los recursos humanos, para conseguir una mayor efectividad y avances en la empresa a nivel global, ya que si la gestión de los Recursos Humanos es óptima, se traslada al resto de facetas y departamentos de la misma.

La correcta interpretación de los datos nos lleva al éxito, pues a través de ellos descubrimos nociones o elementos que quizás, incluso, desconocíamos y nos lleva al camino de la optimización del tiempo y los recursos de la empresa.

Lectura Recomendada

single-image

Dos décadas de Recursos Humanos: cómo ha cambiado el entorno laboral desde comienzos de siglo

Las políticas de conciliación, la irrupción de la tecnología o la transformación de los espacios de trabajo son algunos de los cambios experimentados en las empresas.

A punto de finalizar una nueva década y empezar la siguiente, toca echar la vista atrás y hacer un repaso sobre los grandes hitos que han marcado tendencia en el ámbito de los recursos humanos durante estos 20 años. Sin duda la gran protagonista ha sido y es la tecnología, que ha permitido la implantación de políticas como el teletrabajo. También se han sucedido una serie de cambios sociales importantes como la evolución en las políticas de conciliación que han permitido reforzar el papel de la mujer en el mercado laboral.

Han sido 20 años de grandes cambios, por eso, Sodexo Beneficios Incentivos, gracias a su amplia experiencia en el mercado, analiza las políticas que han supuesto un antes y un después en estas dos décadas en el ámbito de los recursos humanos.

● La tecnología: a comienzos de la década de los 2000 el área de Recursos Humanos (RRHH) se volvió más ágil y dinámica con el objetivo de aportar valor al negocio. Uno de los motivos de este cambio fue la creciente penetración de la tecnología: todo se ha digitalizado, desde la gestión de documentos con otros departamentos hasta con la propia administración e incluso los servicios relacionados con los diferentes tipos de beneficios e incentivos. De forma más reciente, la llegada del Big Data y el Business Intelligence está transformando la toma de decisiones en la contratación y gestión de personal. Otras tecnologías incipientes como la robótica o la Inteligencia Artificial ya están planteando nuevos retos en las empresas.

● Bienestar corporativo: con estas políticas las empresas comienzan a experimentar un cambio de mentalidad en el que se ve más allá de los números y la producción del empleado. Ahora el empleado es su activo más importante y hay que cuidarlo, más allá del salario mensual. Las compañías empiezan a mostrar interés en la retribución flexible con el propósito de beneficiar, de forma personalizada, al empleado, con servicios como la tarjeta restaurante, guardería o transporte. Además el empleado ya reclama una serie de beneficios junto con el salario mensual, concretamente para un 62 % es el criterio más importante a la hora de decantarse por una compañía en la que trabajar.

● Transformación de los espacios y la forma de trabajar: la irrupción de las nuevas tecnologías en las empresas ha propiciado la transformación de los espacios de trabajo y de la forma de desarrollar las tareas. Gracias a estas nuevas herramientas, las oficinas han pasado de estar formadas por puestos fijos y cerrados dando paso a espacios abiertos y flexibles. Esto también ha tenido su repercusión en la forma de trabajar, cambiando de un modelo más personal e individual hacia otro basado en la colaboración entre empleados.

● Flexibilidad y teletrabajo: La flexibilidad laboral se ha convertido en uno de los requisitos más demandados por parte de los empleados. Según Randstad, para un 43% de los españoles se trata de un requisito indispensable para elegir en qué empresa trabajar. Además, este año se aprobó el real decreto-ley 6/2019 de medidas urgentes para la garantía de la igualdad de trato y de oportunidades entre mujeres y hombres en el empleo, por el que tienen derecho a pedir la adaptación de la jornada laboral y flexibilidad horaria. Además, se ha aumentado los permisos de paternidad para equiparar progresivamente (8 semanas de baja paternal en 2019, doce en 2020 y dieciséis en 2021) a ambos progenitores en lo que se refiere al cuidado del menor. Esto, unido a políticas como el teletrabajo, han facilitado una mayor conciliación entre la vida familiar y laboral de los trabajadores.

● Igualdad: el debate sobre la igualdad salarial, la conciliación y la presencia de la mujer en los puestos directivos ha estado especialmente presente en los últimos años y ha habido una gran evolución. En 2019 existen un 87 % de empresas que tienen mujeres directivas, un 18 % más que en 2015. Por otro lado, según los últimos datos de la CMNV sólo el 19,9 % de los puestos de los consejos de administración de las empresas del Ibex son ocupados por mujeres y el objetivo de 2020 es que lleguen al 30 %.

● Employer Branding: durante estas dos décadas los departamentos de recursos humanos comenzaron a pensar que probablemente la imagen que tenían los empleados de la compañía no era del todo real y se plantearon cómo podrían cambiar esto. Para ello, surgieron las primeras políticas en Employer Branding con gran impacto e importancia para el área de recursos humanos ya que mejora la imagen de la compañía como empleador. Un 80% de los de los líderes de RRHH coinciden en que poseer una employer brand potente aumenta significativamente la capacidad de contratar a los empleados adecuados.

“El empleado ha evolucionado enormemente en estos casi veinte años y, en paralelo, lo ha hecho también los recursos humanos”, asegura Miriam Martín, directora de Marketing de Sodexo Beneficios e Incentivos.

«En la medida en la que, con el paso del tiempo, el talento cambia, las políticas y acciones de recursos humanos tienen que transformarse para dar respuesta a las nuevas necesidades del empleado. Las empresas deben estar en constante evolución, en cuanto a la gestión de personas, si quieren ser competitivas dentro del mercado laboral y, así, atraer y retener el mejor talento”.

Lectura Recomendada

single-image

Hábitos diurnos para dormir mejor de noche

Las largas jornadas laborales y un ritmo de vida frenético pueden perjudicar la calidad del sueño

Cómo dormir bien es una de las preocupaciones que más afecta a las personas hoy en día: las largas jornadas laborales y un ritmo de vida frenético pueden perjudicar la calidad del sueño, un problema que puede agravarse por la costumbre de acostarse tarde de casi el 30% de la población (entre las 00:00 y la 1:00).

 Cuatro hábitos para practicar de día y notar cambios a la hora de acostarse:

INCREMENTAR LA EXPOSICIÓN SOLAR DURANTE EL DÍA

2019 es el año en el que comprender y trabajar para equilibrar el ritmo circadiano, o lo que es lo mismo: el responsable de aportar la energía necesaria por la mañana (debido a la producción de la hormona cortisol), y de preparar el cuerpo para la noche, al producirse la hormona melatonina.

El ritmo circadiano es uno de los responsables de promover un sueño de calidad. ¿De qué forma se trabaja durante el día el ritmo circadiano para poder dormir mejor de noche? Creando hábitos que se adapten a las necesidades del cuerpo para ese momento del día, y uno de ellos es la exposición a la luz solar.

Despertarse con luz natural, dar un paseo a la hora de la comida o simplemente descansar en un banco al sol, son pequeños gestos que mejorarán el ritmo circadiano.

Exponerse a al menos dos horas de luz durante el día, incrementa la eficacia al dormir en casi un 80%.

SER CONSTANTE CON LAS SIESTAS

Las denominadas “power naps” o siestas energéticas, si bien no se practican con tanta asiduidad, son muy reconfortantes para reactivar el cuerpo a mitad del día. Sin embargo, en ocasiones se comete el error de pecar de más y dormir a deshoras y durante un largo periodo de tiempo (las siestas energéticas son de menos de 20 minutos).

Dormir en mitad del día es casi una ciencia, y es que las siestas demasiado largas pueden descontrolar el ritmo circadiano, dificultando el sueño por la noche.

Para ello, si se dispone de tiempo para dormir, no hacerlo más tarde de las 4 de la tarde y no por más de 20 minutos. De este modo, reactivaremos el cuerpo para lo que queda de día sin interferir en el sueño.

SABER QUÉ COMER Y EN QUÉ MOMENTO

La alimentación es un elemento crucial a la hora de controlar el ritmo circadiano y preparar el cuerpo para los distintos momentos del día. Es en este momento cuando la expresión popular “desayunar como un rey, almorzar como un príncipe y cenar como un mendigo” entra en escena.

Durante el comienzo del día es importante incorporar al cuerpo alimentos que aporten energía, cargados de carbohidratos de absorción lenta: cereales integrales, copos de avena, frutos secos. Además de una buena dosis de proteínas y grasas saludables, como aguacate, huevos o lácteos sin lactosa: más ligeros e igual de nutritivos.

En el almuerzo, es conveniente cargarse de un plato completo de carbohidratos, para recuperar energía, proteínas para la correcta metabolización de los nutrientes y mucho verde, que aporta fibra y vitaminas para seguir con el día.

Por la noche, es momento de revertir la balanza de nutrientes, y evitar los carbohidratos para primar las verduras y las proteínas. La mejor opción, los alimentos de fácil digestión como cremas de verduras o platos elaborados de forma sencilla: hervidos o a la plancha.

Finalizar la cena con un yogur sin lactosa es una gran forma de aportar la cantidad de vitaminas perfectas para el final del día, sinónimo de descanso.

PROCRASTINAR PARA DESPEJAR LA MENTE

Pese a que procrastinar o dejar para mañana lo que se puede hacer hoy tiene connotaciones negativas, en muchas ocasiones es tan necesario como dejar todo hecho al momento.

Las horas antes de acostarse son cruciales para el buen desempeño del sueño, lo que se traduce en que es el momento perfecto de olvidar los problemas y concentrarse en el cuidado y bienestar de uno mismo.

En los momentos en los que el cerebro está cansado y no da más de sí, es conveniente no forzar la mente para continuar la tarea, y en concreto, lo mejor es dejarla para el día siguiente, una vez el cuerpo esté preparado para emprendedor el nuevo día. Procrastinar es sano, si se practica de forma correcta y sensata.

Lectura Recomendada

single-image

Disfruta de tu verano más mindful (consciente)

Las vacaciones reducen el estrés y mejoran el sistema autoinmune a corto plazo y si las disfrutas dedicandole unos minutos a la relajación verás cómo sus efectos perduran más tiempo.

Si quieres adquirir el hábito de practicar la meditación en estas vacaciones aquí tienes las 5 razones que te damos:

1. Disfruta más de tus vacaciones. ¡Qué mejor momento que el que estás viviendo ahora mismo! No importa si estás en una playa del Caribe, en la montaña o en casa, la meditación mindfulness te puede ayudar a disfrutar de cada minuto, a desconectar de todo aquello que no está pasando ahora mismo. Degusta, siente, experimenta, huele… presta atención al momento presente con los cinco sentidos.

2. Mejora el sueño. El 25-35% de la población adulta sufre insomnio transitorio debido al estrés y las preocupaciones cotidianas. Dormir más y mejor suele ser uno de los objetivos que nos marcamos para las vacaciones. Un truco que te ayudará durante 10 minutos antes de dormir céntrate en tu respiración, sin pensar en nada más que en ella. Conseguirás un estado de tranquilidad y paz interior que te permitirá conciliar el suelo mejor y más rápidamente.

3. Mejora tu estado de ánimo. Y al mismo tiempo mejorarás tu estado físico. El estrés, la ansiedad, la tensión, la angustia, el dolor y demás emociones y sentimientos tienen un reflejo en nuestro cuerpo e incluso son los causantes de algunas enfermedades que podemos llegar a padecer: coronarias, cutáneas, problemas digestivos, depresión. Ahora es el momento de ‘cargar las pilas’ y aprender nuevas técnicas para reconocer estas emociones y ‘dejarlas ir’ para mejorar tu calidad de vida.

4. Desarrolla relaciones armoniosas. Puede que tu sueño sea pasar tus vacaciones en una isla desierta o incomunicado en la montaña… pero lo más probable es que pases este periodo estival con tu familia o amigos. Somos seres sociales, pero no siempre nuestras relaciones personales (amistad, pareja, familia, trabajo, etc.) son como deseamos. No puedes cambiar a la gente que te rodea, pero sí tu actitud hacia ellos. Intenta que se produzca ese cambio hacia tu familia y amigos ahora y benefíciate de ello cuando vuelvas al trabajo.

5. ¿Puedes ser más FELIZ? Como decía Aristóteles: “La felicidad depende de nosotros mismos”. Nuestra actitud hacia nosotros mismos y lo que nos rodea es lo que va a determinar que seamos más o menos felices. ¡Comprueba tú mismo los beneficios de una actitud mindfulness! Disfruta el momento presente sin distracciones, duerme bien, relativiza todo aquello que no está en tus manos cambiar, acepta a la gente que te rodea tal y como es.

Si nunca has meditado quizás te resulte complicado desarrollar el hábito por ti mismo. Gracias a las nuevas tecnologías, ahora es muy fácil conseguir meditar de forma regular y afianzar la práctica, tan solo hace falta un móvil (o tablet), motivación y una buena app de meditación.

 

Lectura Recomendada