Buscar Contacto Suscribete al Newsletter
single-image

Los dos lados de la moneda de los avances tecnológicos

La tecnología facilita la comunicación inmediata, abre las puertas a innumerables fuentes de información, conocimiento y aprendizaje y permite que los profesionales dediquen más tiempo a tareas que requieran pensamiento crítico.

Las tecnologías y la transformación digital han revolucionado totalmente la manera de vivir y comportarse. Con los rápidos avances tecnológicos, la sociedad ha adquirido la capacidad de adaptarse a los nuevos usos y posibilidades que permiten los dispositivos y plataformas, e incluso de las tendencias y tecnologías más disruptivas como la realidad virtual, el Internet de las Cosas o el Blockchain.

Para beneficiarse de todas las ventajas de la tecnología hay que destacar su contexto, razón, objetivos de uso y el tiempo diario que se dedique a estar conectado. Para arrojar luz sobre este tema, los expertos del hub de conocimiento The Valley han analizado los pros y contras de los avances tecnológicos:

• ¿Somos más o menos amigos?

La tecnología impulsa la comunicación entre personas a niveles inimaginables y nos brinda un universo de facilidades como, por ejemplo, realizar videollamadas con personas que están a kilómetros de distancia o tener una conversación fluida a través de mensajería instantánea, todo esto a través de un dispositivo más pequeño que el tamaño de nuestra mano.

Sin embargo, en este ámbito existe mucha controversia por los inconvenientes que han traído los avances tecnológicos, y es que, en muchos casos, el hecho de querer conectar con aquellos que están lejos puede hacer que nos olvidemos de conectar con las personas que están en el mismo espacio, relegando así las relaciones interpersonales físicas a un segundo plano.

En este mismo sentido, la tecnología ha impactado también en las relaciones familiares y la forma en la que los niños y adolescentes interactúan con sus padres. Los videojuegos o las redes sociales, por ejemplo, juegan como un arma de doble filo. Por un lado, según el tipo de soporte del que se trate puede cumplir una función educativa y de entretenimiento, pero si se hace un uso incorrecto o excesivo de estos medios, pueden causar adicción o soledad. Aquí resulta importante que los padres sepan educar a sus hijos en un mundo tecnológico, para que hagan un buen uso de estas herramientas, fijando, por ejemplo, horas definidas de uso de los dispositivos o ejerciendo una “vigilancia” del tipo de plataformas que frecuentan los niños y de qué forma y con quién interactúan en ellas.

• ¿Impulsa el aprendizaje o limita la creatividad?

Los dispositivos tecnológicos son las plataformas que abren las puertas a Internet y, por ende, a un mundo infinito de información. En la educación escolar o universitaria las herramientas tecnológicas como apps, gadgets de realidad virtual o dispositivos como ordenadores, tabletas o móviles impulsan el aprendizaje autodidacta y permiten otras formas innovadoras para que los expertos transmitan sus conocimientos mediante técnicas como quiz dinámicos o trabajo colaborativo. Más allá, la tecnología ha hecho posible el formato de educación a distancia que permite que cualquier persona, esté donde esté, pueda acceder a formación de calidad sin necesidad de desplazarse.

A pesar de las numerosas ventajas de la tecnología en este ámbito, también acarrea algunas limitaciones. Por ejemplo, se corre el riesgo de que los niños no estén motivados por aprender ya que ven que pueden acceder a todo el conocimiento de forma inmediata. También, podría limitar la creatividad o impactar en la capacidad de concentración.

Otro punto que se debe tomar en cuenta en la exposición de los niños a la tecnología e Internet es el contenido que pueden llegar a consumir, ya sea de forma voluntaria o involuntaria. Los padres y educadores que permiten el uso de internet entre los más pequeños deben ser conscientes e involucrase estableciendo límites y filtros en sus motores de búsqueda, para evitar que puedan acceder a contenidos adultos o que puedan ceder datos sin consentimiento.

• ¿Talento más eficiente y productivo o más riesgos digitales?

La transformación digital ha llegado ya a todos los sectores económicos. De hecho, es cada vez más común escuchar conceptos tradicionales como sector inmobiliario o legal reemplazados por proptech o legaltech.

En el ámbito profesional la digitalización trae infinitas facilidades, como por ejemplo el impulso de la eficiencia y productividad de los empleados gracias a herramientas smart que permiten que los profesionales dediquen más tiempo a las actividades que requieren creatividad o pensamiento crítico. Entre ellas el Cloud Computing, que permite tener espacio de almacenamiento ilimitado en la nube; el Big Data y la analítica digital para mejorar las estrategias de negocio mediante el análisis de grandes cantidades de datos; el Internet Of Things que posibilita la conexión de diversos dispositivos tecnológicos o los CRM (Customer Relationship Management) para optimizar procesos de venta mediante una interacción más fácil con los clientes.

Sin embargo, la revolución tecnológica trae también consigo mayores riesgos de ser víctima de ciberataques en la red, lo que podría poner en peligro el curso normal de la actividad de la empresa o incluso la documentación confidencial de la propia organización o de otros agentes externos. Por eso, en el momento de abordar el proceso del cambio, es muy importante hacerlo de la mano de perfiles expertos como los CTO o los expertos en negocios digitales que tengan los conocimientos necesarios.

Artículos relacionados

single-image

10 claves para lograr un ascenso laboral

Las promociones en el puesto de trabajo generalmente no llegan solas, afirma la compañía de recursos humanos Nexian.

En opinión de los expertos de selección, el plazo medio que se debe estar en un puesto, cuando deseamos avanzar profesionalmente, oscila entre los 3 y 5 años. A partir de ese tiempo, la compañía recomienda lograr un cambio. En algunos casos este puede consistir en incorporarse a un nuevo proyecto que nos permita ampliar nuestro campo de acción.
Entre los 30 y los 40 años, suele aparecer el deseo de tener un cargo relevante”.

Por este motivo, Nexian ha recogido las principales claves para lograr un ascenso en nuestra compañía:

1. Analiza tu situación en la empresa
Antes de anunciar nuestros verdaderos deseos de ascenso, es recomendable evaluar objetivamente cuál es nuestra situación actual en el trabajo, qué aportamos realmente a la empresa y cuál ha sido nuestro desempeño pasado.

2. Logra resultados
Alcanzar los objetivos prefijados es la forma más sencilla de mostrar a la compañía de todo lo que eres capaz, y de manifestar que estás preparado para asumir la responsabilidad que conlleva un ascenso.
3. Comunica tus logros
Si has logrado buenos resultados, no temas comunicárselo a tus jefes y compañeros. Una excelente forma de hacerlo es reenviar a tu superior, o de mostrar a tus colegas, una carta de felicitación de un cliente.
4. Invierte en ti
No dejes nunca de formarte, acude a eventos de tu sector y/o busca cursos online gratuitos. Pero no te quedes ahí. Tener contactos es fundamental para ascender laboralmente. En opinión de la consultora Nexian, 4 de cada 5 promociones están relacionadas con los contactos de la persona promovida. Si eres desconocido, es muy difícil que tus jefes sepan de qué eres capaz.
5. Encuentra a un mentor
Necesitas salir de tu zona de confort. Identifica a una persona que admires profesionalmente y pídele consejos y ayuda para progresar. Averigua quién es quién en la empresa, así lo tendrás más fácil.
6. La actitud y aptitud son fundamentales
Nada te ayudará más a construir tu reputación que mantener una buena actitud y tener amplias aptitudes profesionales. Pensar de forma positiva, muestra tu compromiso, tu capacidad y habilidades.
7. Acepta las críticas
Muestra una actitud positiva y cordial y utiliza un lenguaje positivo. No hay peor entrada que la inseguridad, la negatividad y la falta de autoestima. Cuando tu jefe te de una valoración, acéptala y actúa de manera constructiva y práctica. “Esto demostrará que te tomas en serio tu desarrollo y respetas su punto de vista”, asegura la experta de Nexian.
8. Participa activamente en las reuniones
Prepárate bien las reuniones, organizando tus opiniones, ideas y puntos de acción relevantes, de manera que estés totalmente preparado de antemano.
9. Deja claro que quieres y puedes con el puesto
Muestra tus conocimientos, tus valores personales y, sobre todo, expresa que quieres ese puesto de trabajo y que estás dispuesto a comprometerte con él. En muchas ocasiones, la decisión de qué candidato va a ser el elegido depende de factores como la motivación o el entusiasmo expresado.
10. Aprende a venderte y a que hablen de ti
Nos han enseñado que la humildad es una gran cualidad, pero a la hora de promocionar, hay que saber venderse. Lo más sencillo para mostrar nuestros resultados sin parecer egocéntrico es reflejar los logros a través de cantidades: porcentajes y cifras que muestren unos resultados por encima de la media.

Artículos relacionados

single-image

El 68% de las principales compañías a nivel mundial ya trabajan con startups

Las actividades de innovación abierta y la colaboración entre corporates y startups han cambiado de una manera acentuada en los últimos diez años. Si comparamos las iniciativas actuales con las de hace unos años, se ha dado un giro de 180 grados.

Así, de entre las 500 mayores empresas analizadas en el Ranking Forbes Global 2000, el 53% trabajan ya con startups de una u otra forma, entre otros motivos, porque les aportan agilidad, les permiten ser más competitivas y captar nuevas oportunidades. Como era de esperar, este dato se acentúa entre las primeras 100 empresas, aumentando la cifra hasta el 68%; mientras que en el caso del rango de 401 a 500 únicamente el 32% recurren a compañías emergentes.

En lo que respecta a las actividades desarrolladas por aquellas empresas que sí que trabajan con startups, el venture capital corporativo o inversiones sistemáticas en empresas innovadoras de reciente creación está en primera posición, realizado por el 63% de las compañías. En segunda posición y tercera posición están las competiciones con startups (29%) y las aceleradoras o incubadoras que impulsen las primeras fases de las startups (24%), respectivamente.

A la hora de hablar de la concentración de este tipo de startups, la norma general es que se concentren en una sola ciudad por país, normalmente la capital.

A tenor de estos datos, desde Elogia, agencia digital especializada en Digital Commerce Marketing perteneciente el Grupo VIKO, han anunciado el lanzamiento de Elogia Corporate Lab, un modelo de co-creación que nace para identificar a las startups internacionales, ejecutar y validar nuevas oportunidades de negocio disruptivas e innovadoras.

Artículos relacionados

single-image

Especialización o transversalidad, ¿qué demandan las empresas?

Lo usual es que las empresas busquen perfiles especializados, lo que facilita la adaptación del candidato y ahorra tiempo de formación a las empresas

A rasgos generales, las empresas demandan una especialización de los perfiles que solicitan, aunque lo cierto es que cuanto más alto sea el puesto que necesitan cubrir, más se requiere una visión global de la empresa, y por tanto, un perfil más transversal, que pueda disponer de una visión integral e integradora de la compañía.

Desde Antal International analizan el tipo de perfil que más requieren las empresas.

Lo usual es que las empresas busquen perfiles especializados, ya sea en un sector, en un nicho, en un canal, en un producto… Esto facilita la adaptación del candidato y ahorra tiempo de formación a las empresas, ya que incorporan a un profesional que puede empezar a trabajar y dar resultados, prácticamente, desde su incorporación.

Puede ocurrir que las empresas flexibilicen la búsqueda a un perfil que haya trabajado en diferentes sectores, siempre que la persona haya realizado las mismas funciones que realizará en la posición que necesitan cubrir. Sin embargo, hay sectores en los que, debido a sus exigencias en los procesos y sus estándares de calidad, como ocurre en el sector de la automoción, se suele buscar que los candidatos tengan experiencia en el mismo, ya que necesitan que conozcan las exigencias del propio sector.

Aunque las empresas se decantan por candidatos con experiencia especializada, hay una serie de competencias o “soft skills” que son deseables, especialmente en perfiles con mayor visibilidad, responsabilidad o que gestionen equipos, las más comunes son: habilidades de comunicación, empatía, trabajo en equipo, resolución de problemas, compromiso, liderazgo, flexibilidad, toma de decisiones, resiliencia… Estos profesionales, necesitan tener una visión más global de la empresa y del mercado en el que trabajan para ser capaces de tomar decisiones en diferentes áreas o departamentos de la compañía. Lo mismo ocurre con los profesionales que trabajan en proyectos en diferentes equipos, esta transversalidad o visión horizontal, les ayuda a una mejor toma de decisiones y a una mayor adaptabilidad a los cambios.

En definitiva, el tipo de perfil requerido, va a depender, además del tipo de puesto, del tipo de organización en el que nos encontremos. En organizaciones donde impera la jerarquización, una organización más clásica de las empresas, se tenderá a buscar una especialización de sus empleados a fin de seguir con un modelo vertical de la empresa. En las organizaciones holocráticas, por su parte, se buscarán perfiles más transversales, que puedan colaborar con diferentes departamentos de una forma horizontal.

Artículos relacionados

single-image

La nueva forma de aprender en las empresas

La irrupción de los trabajadores del conocimiento y la transformación digital obliga a realizar cambios profundos en la forma en la cual se aplican las políticas de Recursos Humanos, convirtiendo al departamento en un facilitador para lograr una transparencia organizativa, así como favorecer el intercambio de conocimiento para crear una fuerte cultura organizacional que permita la fidelización de los empleados.

A simple vista puede parecer que las organizaciones están inmersas en un proceso de transformación para adaptarse a la volatilidad que impera en el mercado y es aquí donde la tecnología y el uso que se hace de ella así como el dinamismo y flexibilidad condicionan o delimitan la supervivencia empresarial.

Durante estos últimos años son muchas las voces que afirman que ha llegado la hora de cambiar y que la clásica división del trabajo tiene que dar paso a una nueva forma de gestión, donde las personas deben ser una de las principales prioridades dentro de las empresas convirtiendo a los empleados en los protagonistas de la transformación. Situación que puede ser acelerada precisamente por el uso que se hace de la tecnología.
En este contexto, favorecer el intercambio de conocimiento para crear una fuerte cultura organizacional que permita la fidelización de los empleados (employee engagement) es una de las prioridades del departamento de RR.HH.

BARRERAS AL APRENDIZAJE

Es aquí donde son muchos los factores que pueden condicionar el éxito, más aún cuando el intangible adquiere mayor relevancia. En esta ocasión, profundizaremos en las dificultades o barreras que, en ocasiones, se presentan en las organizaciones en forma de hábitos o prácticas que impiden de una forma u otra el aprendizaje en la organización, con la consecuente pérdida de competitividad y, sobretodo, lastre del desarrollo organizacional:
  • Modelo defensivo de organización: El empleo de prácticas o hábitos utilizados para protegerse de sentimientos de amenaza, se culpa a otros o el sistema de errores, no asumiendo ninguna responsabilidad sobre estos.
  • Aprender a inhibir: El analfabeto del futuro no será aquel que no sea capaz de leer o escribir, sino el que no sea capaz de aprender a inhibir las cosas viejas para poder aprender otras nuevas.
  • Miopías: Que nos impiden contemplar claramente la realidad y dificultan el aprendizaje, siendo cortoplacistas. Se sobredimensiona el valor de los éxitos y se ocultan los fallos produciéndose una importante ceguera.
  • Proyección errónea: Los miembros de la organización distorsionan lo que observan con motivo de datos del entorno ambiguos, lo que dificulta su interpretación; intereses organizacionales nos hacen contemplar percepciones no apoyadas por los datos existentes.
  • Simplicidad: La simplicidad de los mapas y esquemas conceptuales no permiten detectar las relaciones complejas u observar la naturaleza sistémica de las empresas. Es importante profundizar en los motivos que lo generan: existencia de información insuficiente o falta de tiempo para reflexionar.
  • Síndrome de Manos Extrañas: Desconexión entre las intenciones de las empresas y las acciones, conflicto semejante al neurológico entre mano izquierda y derecha, como si operaran independientemente ante la falta de incentivos para asegurar dichas acciones.
  • Los límites departamentales: No compartir sus visiones. La organización parece actuar como si tuviera múltiples personalidades o perspectivas compitiendo entre ellas: falta una visión compartida.
  • Amnesia: Incapacidad de la organización para conocer sus experiencias, documentarlas, decodificarlas y hacer que los resultados estén disponibles para toda la firma.
  • Yo soy Mi Puesto: Muchas personas confunden su identidad con su puesto, sintiéndose solo responsables de su puesto y no de toda la organización.
  • Dilema de aprendizaje: A las personas más inteligentes les resulta más difícil aprender: son personas cuya vida académica estuvo llena de éxitos y no se han enfrentado al fracaso o a la amenaza del fracaso. Cuando las cosas van mal y se les pide que examinen su comportamiento se ponen a la defensiva y no realizan un aprendizaje de bucle doble razonando defensivamente.
  • Patología de la Información: Incapacidad para tratar adecuadamente la información, lo que puede originar una toma de decisiones equivocadas o adopción de comportamientos inapropiados por carecer de conocimiento correcto o suficiente de la realidad.
  •  Visión de Túnel: Las personas son incapaces de analizar otras perspectivas aparte de la suya propia ya que no analizan la situación desde un punto de vista sistémico.
Desde luego, no es fácil conseguir cambiar una cultura organizacional o los hábitos adquiridos durante años, pero es importante que las empresas entiendan y apliquen el conocimiento organizacional como una las mayores ventajas competitivas y, para ello, es necesario construir un marco de acción que les permita crear, adquirir, transmitir y, en último lugar, modificar el conocimiento.
El marco de acción que se debe habilitar debe ser colaborativo, consiguiendo el triunfo de la colectividad proporcionando autonomía laboral para permitir un desarrollo profesional que propicie un avance organizacional.
Es evidente que el aprendizaje se ha convertido en algo social y que el conocimiento específico debe transferirse en una organización a través de comunidades de aprendizaje.

CONOCIMIENTO INFORMAL

Otro factor más que debe reconsiderarse en este escenario es el cambio en la naturaleza de la comunicación al emerger con profunda trascendencia el conocimiento no formal e informal como vía para evolucionar de forma diferencial, configurando y haciendo posible la creación de una organización de alto rendimiento.
Un error habitual es entender mal el aprendizaje visto solo como resolución de problemas, dejando de lado la gestión y actualización del Know-How. Desde la visión de los departamentos de recursos humanos, la mayoría de los esfuerzos deben centrarse en la implementación de un sistema de gestión eficaz que mejore la calidad de la información, el flujo e intercambio de conocimiento, así como la puesta en marcha de indicadores del desempeño que posibiliten la monitorización y mejoren en última instancia la salud organizativa.
HISTORIALES DE APRENDIZAJE
No obstante, en muchas ocasiones es difícil medir la productividad basada en conocimiento y su aportación a los resultados económicos empresariales, concepto que para los fanáticos de la métrica recobra importancia ante la necesidad de exprimir la inteligencia colectiva y de convertir a las personas en los protagonistas de los cambios organizativos.
Todo esto refuerza la formulación acerca de los historiales de aprendizaje basados en una correcta medición de lo que se ha hecho, lo que permitirá extraer conclusiones adecuadas que faciliten la toma de decisiones para actuaciones futuras.
Es decir, que las empresas implementen y gestionen el conocimiento acumulado aportará información de calidad y para ello, el uso de nuevas tecnologías puede resultar una herramienta útil que permita la constante adaptación necesaria. Y es que no podemos olvidar que, a pesar de los avances tecnológicos, las empresas, al fin y al cabo, están compuestas por personas, que son quienes precisamente pueden aportar ese valor diferencial.
Será esa capacidad de innovación y adaptación al nuevo entorno lo que deberá añadirse a las dinámicas organizativas para la consecución de una mejora  continua. Y todo ello permitirá un efectivo desarrollo espoleado por la aportación de cada uno de los empleados.
Autor: RAFAEL GARCÍA PARRADO, Director RR.HH. de INESEM.

Artículos relacionados

single-image

Analogía: El líder debe ser como una Jirafa

«Siempre se habla de la empatía del líder hacia la gente, pero la sociedad y la ciudadanía también han de tenerla hacia él”, ha manifestado Manel Salcedo, Director de RR.HH. del Hospital Sant Joan de Déu de Barcelona, en un desayuno informativo organizado por la Fundació Factor Humà.
El líder es un privilegiado porque puede marcar el camino, pero también sufre por la responsabilidad que le exige su cargo, enfrentándose a conflictos que le generan miedos, incertidumbre, ansiedad… y que muchas veces esto conlleva enfermedades. Y este es un tema bastante tabú”, ha afirmado. También ha recalcado la principal característica que debe tener un líder: ser buena persona.

Para Manel Salcedo, un buen líder debe compartir tres características con un mamífero como es la jirafa:

Un líder tiene que ser como una jirafa porque debe de poseer tres características de este animal:

  • Es alta, un líder tiene que tener altitud de miras, capaz de mirar más allá de lo que tiene en sus pies, de mirar hacia el horizonte; es tranquila,
  • Un líder tiene que ser tranquilo para tomar decisiones, saber guardar la calma en momentos decisivos; y, la más importante, tiene que tener,
  • Un gran corazón (la jirafa es el mamífero con el corazón más grande) para poder liderar, cuidar a la gente.

Al acto, que ha tratado sobre “la confianza en las personas y el liderazgo empático para transformar las empresas”, han asistido también expertas como Antonia Arévalo, Directora de Recursos Humanos de Laboratorios Ordesa, y Jenny Moix, profesora de Psicología en la UAB e investigadora sobre estrés y salud, que han dado su visión sobre la importancia de la confianza y de una gestión empática y su capacidad para transformar las organizaciones.

Jenny Moix ha centrado su charla en “quitarnos” la “sólida armadura” que todos nos construimos. Para ello, ha citado los “mecanismos de defensa”, de Sigmund Freud, ya que, a su juicio, “en las empresas, las personas se centran más en sus propias corazas que en solucionar los problemas”. Es por ello por lo que un líder debe ser el primero en quitársela y dejarla a un lado porque le otorgaría tres poderes: “empatía”, con las emociones de otra persona; “humildad”, hay que ver la propia ignorancia de uno, ver que no sabes nada, pero “no nos gusta reconocer nuestra propia ignorancia”; y, por último, “estar centrado”. En definitiva, “hay que ser humilde y reconocer el misterio”.

Antonia Arévalo, Directora de RR.HH. de Laboratorios Ordesa, ha ido por el mismo camino que sus antecesores: “El liderazgo va de la confianza y de poner cariño y comprensión, pero el líder también necesita ayuda extra. Para ello, debe utilizar herramientas como, por ejemplo, el coaching, para que los trabajadores consigan sus propósitos”. “Como líder, soy consciente de las herramientas que tengo para continuar siendo asertiva para que la gente pueda ser capaz de quitarse su propia coraza”, ha puntualizado.

Anna Fornés, Directora de la Fundació Factor Humà, quien se ha encargado de moderar y presentar la jornada, ha declarado que, desde su organización, “queremos abordar el liderazgo empático como una nueva forma de transformar a las empresas y la importancia de fomentar la confianza en las personas que trabajan como herramienta principal. Por eso, hay que tratarlas con el máximo respeto y dignidad a lo largo de su vida profesional, esforzándose para otorgar pleno significado a su trabajo y que éste contribuya a su plena realización personal y profesional”. A esto, ha añadido: “Según el Primer Barómetro del Factor Humano, que publicamos recientemente y que recopila datos de más de 80 organizaciones, en el 56% de las empresas se han implementado mecanismos para generar confianza, diálogo, trabajo colaborativo y reconocimiento de actitudes emprendedoras. Creemos que estos no son porcentajes bajos, pero hay que seguirlos ampliando. La mirada humana tiene que ser un valor principal en la gestión”.

Artículos relacionados

single-image

3 técnicas para meditar en 1 minuto

¿Relajarse en un minuto? Sí, es posible. Por un momento sal de la vorágine de papeles, llamadas y tareas que te tienen tan absorto y céntrate en tus sentidos. Puedes meditar un minuto simplemente prestando atención al ritmo natural de tu respiración, sin intervenir en ella, o también a un sonido o a un olor.

Úrsula Calvo, experta en mindfulness y meditación, nos propone tres sencillas técnicas para liberar tensiones y aprender a meditar:

• Técnica de la meditación en un instante: Permite desconectar y recuperar energía en tan sólo 60 segundos enfocando nuestra mente en el instante presente sin que divague en pensamiento sobre el futuro o en recuerdos del pasado. El entrenamiento es sencillo: dedícale un minuto en varios momentos del día durante varios días y en poco tiempo conseguirás adquirir el hábito para “desconectar” de tu entorno y “reconectarte” contigo mismo. La psicóloga recomienda:

1. Siéntate un momento en silencio y deja todo lo que estés haciendo en este instante.
2. Pon la espalada recta, sin llegar a sentir tensión. Que te sientas cómodo es muy importante para llegar a un estado de calma.
3. Apoya tus pies en el suelo y sitúa las manos sobre las rodillas. Busca la simetría de tu cuerpo.
4. Cierra los ojos y respira.
5. Céntrate en tu respiración. Si en algún momento te das cuenta de que ha aparecido algún pensamiento, simplemente vuelve a centrar tu atención en el aire que entra y sale.
Puedes utilizar esta técnica mientras esperas el autobús, antes de una reunión importante y ante cualquier situación que necesites tener una mente clara y enfocada. Este ejercicio de atención plena es muy poderoso.

• Técnica de la observación consciente: No es necesario que mires fijamente a una vela, basta con que te centres en cualquier objeto que tengas a mano: una taza, un boli… ¡pero no aceptamos el móvil como animal de compañía! Cógelo y obsérvalo durante un minuto, con toda tu atención plena y consciente. Desarrollarás tu capacidad de estar aquí y ahora plenamente en el momento presente ya que cuando observamos sin juicios, nos volvemos más conscientes de la realidad.

Esta técnica visual también puede ser auditiva y podemos practicar la escucha atenta y activa. Concéntrate en todos los sonidos del ambiente y serás más capaz de alcanzar la relajación en un minuto que necesites en cada momento.

• Técnica de los 10 segundos: Consiste en concentrarse para contar mentalmente desde el 1 hasta el 10. Da igual que te despistes, vuelve a empezar hasta que termines la secuencia.

“Gracias a estas técnicas de meditación en un minuto podrás activar tu estado de “alerta-relajada” en cuestión de segundos”, explica Úrsula Calvo, y es, además, una forma de introducirse en la meditación formal para los que buscan un cambio más profundo. Para ella, la experta recomienda “aumentar la práctica de estos ejercicios de manera progresiva hasta llegar a los 20 o 30 es lo ideal para notar los beneficios en tu cuerpo y en tu mente”.

 

Artículos relacionados